Miércoles, 29 Mayo 2024
0
Compartidos

Censo 2024 revelara que la población rural se despoblo y las ciudades estan llenos de migrantes

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El Censo Nacional de Población y Vivienda de Bolivia de 2024 (o más conocido también como Censo de 2024) es un censo de población que se llevará cabo en Bolivia este 23 de marzo. Cochabamba, considerado una de las regiones mas importantes de Bolivia, soporta una serie de fenómenos sociales muy complicados y difíciles de entender.

Seguramente el Censo 2024 revelara que varias poblaciones rurales de Cochabamba se han convertido en un desierto y en otros casos hay pueblos fantasmas y las ciudades estan llenos de migrantes.

“La gente joven abandono sus territorios de origen en busca de mejores condiciones de vida en las urbes. La ciudad de Cochabamba se ha convertido en un lugar atractivo para los migrantes donde hay esperanza de vida y una mejor educación y servicios de salud indispensables para cualquier persona”, opina el alcalde Manfred Reyes Villa.

Este censo será realizado por el Instituto Nacional de Estadística de Bolivia (INE). Históricamente, se convertirá en el décimo segundo censo de población y el sexto censo de vivienda en toda la historia de Bolivia. Para su realización se registraron 745 mil censistas voluntarios en todo el territorio boliviano.

El alcalde Reyes Villa, revelo que la población urbana de la ciudad de Cochabamba, alcanzaría a 1.2 millones de habitantes debido a los grandes flujos migratorios, especialmente de provincias e incluso del interior del país.

Según datos del INE, el Estado Plurinacional de Bolivia cuenta con aproximadamente 11.307.000 habitantes, de los cuales 49,6% es mujer y 50,4%, hombre. Por área de residencia, 69,4% de la población vive en el área urbana y 30,6% en el área rural.

Analistas afirman que los resultados del Censo Nacional de Población y Vivienda pondrán en evidencia la realidad demográfica de cada municipio, la concentración de alrededor del 70 por ciento de los habitantes de Bolivia en los departamentos del eje central y el abandono del agro para establecerse en las ciudades.

El analista Andrés Pucci, a través de Twitter, señaló que “la población boliviana se vuelve urbana, 7 de las 9 capitales de los departamentos incrementan su peso específico poblacional, al igual que 5 de 9 departamentos”.

Para el economista y exdirigente de la Central Obrera boliviana (COB) Lucio Gonzáles Alanes, estos datos del INE muestran la expulsión de habitantes de varios municipios hacia otras regiones.

“Cada día que pasa la gente está migrando a las ciudades y los únicos que están quedando son los ancianos, porque los jóvenes del campo se van a las ciudades y resuelven su vida trabajando en sectores de la informalidad, algunos de taxistas, lustrabotas, de lo que fuere, pero ya no vuelven a sus comunidades”, dijo.

En este contexto, el economista Gonzáles Alanes afirmó que en un tiempo algunos municipios desaparecerán, particularmente aquellos que fueron creados por el gobierno de Evo Morales para tener mayor representación política sin importar el número de ciudadanos.

“En realidad van a desaparecer muchos municipios, los más pequeños, particularmente los municipios que en algunos casos los ha creado el gobierno de Evo Morales para hacer aparecer un diputado más, un diputado uninominal, para tener una alcaldía más, entre otros”, indicó.

La migración campo-ciudad, pese a los beneficios que reporta para la población urbana, en tanto mano de obra barata, servidumbre, productos agrícolas diversos y a bajos precios, es un fenómeno tolerable pero discriminatorio en extremo.

Los habitantes de los distintos departamentos migran al eje central, es decir, hacia las ciudades de Santa Cruz, La Paz y Cochabamba.

“Los jóvenes del campo tienen aspiraciones, les atrae la ciudad por su lado de la modernidad. La población en los próximos años que se debe va a ser prácticamente urbana, si es que no se realizan políticas en el campo o si no se realizan políticas para las ciudades intermedias, porque hay ciudades intermedias que se están anexando con las ciudades”, dijo Gonzáles.

Dejar el campo significa modificar la distribución de los recursos que reciben por coparticipación tributaria los 339 municipios y los Gobiernos Autónomos Indígena Originario Campesinos, pero también significa el cambio en la representación política. (FAUSTO COLPARI)

0
Compartidos
Implementado por Marcelo Colpari – BOLIVIA PRENSA