Jueves, 22 Febrero 2024
0
Compartidos

El espía cubano, Manuel Rocha confabulo en contra de la elección nacional que ganó Manfred Reyes Villa el 2002

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Manuel Rocha, ex embajador de Estados Unidos en Bolivia fue el "jefe" de campaña de Evo Morales con sus declaraciones ayudó a consolidar el ascenso del dirigente cocalero en la vida política.

El agente cubano, Manuel Rocha confabulo en contra de la elección nacional que ganó Manfred Reyes Villa el 2002 y después de 21 años, el mundo y los bolivianos se enteran que el ex embajador de Estados Unidos Manuel Rocha, jugo un papel sucio en la política del país, al haber favorecido a Evo Morales para que entre en palestra política de Bolivia, opinan analistas politicos de Bolivia.

En las ultimas horas arrestaron al ex embajador de EE.UU en Bolivia por presunto espionaje para Cuba. Víctor Manuel Rocha fue acusado de espionaje y de proporcionar información clasificada al gobierno cubano durante décadas.

Víctor Manuel Rocha, quien sirvió como embajador de Estados Unidos en Bolivia de 2000 a 2002, fue acusado de cometer múltiples delitos federales, incluido actuar como agente extranjero ilegal y usar un pasaporte obtenido de manera fraudulenta, dijo el Departamento de Justicia en un comunicado.

"Alegamos que durante más de 40 años, Víctor Manuel Rocha sirvió como agente del gobierno cubano y buscó y obtuvo puestos dentro del gobierno de los Estados Unidos que le proporcionarían acceso a información no pública y la capacidad de afectar la política exterior de los Estados Unidos", dijo el fiscal general Merrick Garland.

Rocha, de 73 años, fue arrestado y se espera que comparezca el lunes ante un juez federal en Miami. No pudo ser contactado de inmediato para hacer comentarios.

MANFRED REYES VILLA: “En el año 2002, Manuel Rocha, en ese entonces Embajador de los EE. UU. en Bolivia, se encargó de posicionar en la palestra política a uno de los productos de la dictadura Castro - Chavista, pidiéndole al pueblo boliviano que no vote por Evo Morales; de esa forma el MAS obtuvo un segundo lugar en las elecciones, conseguido con una ínfima diferencia de 721 votos de nuestra propuesta”.

SIGUE: “Una clara muestra de la manipulación e injerencia política de Rocha y los intereses del eje comunista en el país. Hoy, Manuel Rocha debe rendirle cuentas a la justicia norteamericana por ser un espía del régimen cubano y en Bolivia, al igual que en América Latina, esa izquierda radical da sus últimos aleteos.

COMENTARIO: El ex embajador de EEUU en Bolivia Manuel Rocha, ahora detenido y acusado de haber servido como agente cubano, fue cómplice y parte de ese siniestro plan para confabular en contra de la elección nacional que ganó Manfred Reyes Villa en 2002.

Las lamentables declaraciones de este diplomático en oposición a Evo Morales, fue una pieza más de esa funesta táctica, que junto a la   inexplicable y sospechosa interrupción de la energía eléctrica en la corte electoral,  le robaron a la Nueva Fuerza Republicana la victoria en las urnas. Esta confabulación le abrió las puertas al régimen totalitario y corrupto del MAS, que por 14 años saquearon y le robaron a la patria; actualmente, en puertas de una grave crisis, los bolivianos estamos pagando las consecuencias. Evo Morales y su tristemente célebre gobierno, le entregó la soberanía boliviana en favor de los intereses cubanos y venezolanos, Manuel Rocha tras las rejas, es una clara muestra de aquello.

OPINION: El 2002 se comenzó a escribir uno de los capítulos más nefastos de nuestra Historia, una historia que a toda costa quieren borrar para imponer doctrina…. No hay peor pueblo que aquel que vive en la ignorancia … hoy Bolivia está intentando recuperar su libertad, su historia….

OTRO COMENTARIO: Un momento nefasto en el que dejamos que el socialismo ponga a la cabeza de nuestro país cualquier aciago que sea servil a las pretensiones corruptas del castro-chavismo, pero aun estamos a tiempo que corregir los errores del pasado.

0
Compartidos
Implementado por Marcelo Colpari – BOLIVIA PRENSA