Artículos

FFAA se niega esclarecer la muerte de soldados en los cuarteles

Ante una segunda negativa del comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, Edwin de la Fuente, de reunirse para analizar el caso de las muertes de militares y la vulneración de derechos humanos en los cuarteles, el defensor del Pueblo, Rolando Villena, le hizo un nuevo llamado al jefe militar y reiteró que no dejará de investigar esos hechos.

 

 

Recordó que no se trata sólo de las 20 muertes reportadas por el Ministerio de Defensa, sino que son más de 343 denuncias de vulneración de derechos, en distintos niveles jerárquicos de las Fuerzas Armadas, que recibió la Defensoría del Pueblo en los últimos tres años.

 

“Creo firmemente que estos no son los únicos casos que han ocurrido ni ocurren en los recintos militares”, remarcó en alusión al informe expuesto por el titular de Defensa en la Cámara de Diputados.

 

Estos, dijo, son temas pendientes, que merecen un análisis más allá de la determinación de responsabilidades directas, porque “parecen prácticas recurrentes, generalizadas, permitidas y probablemente promovidas, con el falso mito de que la violencia es el único camino para formar hombres fuertes, recios y resistentes”.

 

Villena anunció ayer, en rueda de prensa, que por eso va a insistir en la necesidad de analizar lo que está sucediendo dentro de los cuarteles y asegurar que se tomen medidas que “garanticen el ejercicio de los derechos humanos de soldados, oficiales y cadetes que se encuentran bajo protección y responsabilidad de la entidad castrense”.

 

El Defensor del Pueblo pidió en dos oportunidades al general De la Fuente una reunión para tratar el tema de derechos humanos en los cuarteles. De la Fuente, en su nota del 23 de julio, respondió que “no es pertinente” una reunión, porque los casos que serían objeto de análisis se encuentran en la justicia ordinaria, por lo cual le corresponde “abstenerse de emitir criterio alguno, mientras no exista sentencia ejecutoriada”.

 

Además, el jefe militar sugiere al Defensor que cualquier solicitud que haga sea canalizada a través del Ministerio de Defensa.

En su segunda respuesta, rechaza una reunión, aunque manifiesta su disposición a impulsar un trabajo conjunto.

 

“Considero absolutamente trascendental la planificación de acciones conjuntas vinculadas a la promoción, el ejercicio y la divulgación de los derechos humanos con la Defensoría del Pueblo”, señala en su nota.

 

Ante esta respuesta, Villena dijo que no dejará de insistir en este tema porque es su obligación, y porque cree firmemente que el ingresar al ámbito militar no significa perder o resignar derechos y que a todos los bolivianos, donde se encuentren, les asiste la prerrogativa de ser protegidos por las instituciones del Estado.

 

“Voy a acudir a todas las instancias que sean necesarias para avanzar en este propósito y lograr que los jóvenes y las señoritas que ingresen a un recinto militar, tengan la seguridad que serán tratados con todo el respeto y la igualdad que merecen y que su vida y su integridad serán protegidas y resguardadas”, remarcó Villena.

Contador de Visitas

7965252