Exigen renuncia de Carlos Romero, tras escándalo de narcovínculos en Bolivia

El escándalo creciente por los narcovínculos que involucró a jefes policiales, dados de baja, causa alarma en los políticos y candidatos a la Presidencia del país; entretanto, en la oposición crece la exigencia para que el presidente Evo Morales destituya al ministro de Gobierno Carlos Romero, el expresidente y candidato, Carlos Mesa, afirmó que la entidad del orden atraviesa por un proceso de descomposición terminal por la injerencia política del Gobierno.

“Los últimos escándalos que involucran a miembros de la #PolicíaBoliviana# con el narcotráfico, son la muestra de su proceso de descomposición terminal, por la injerencia política desde el gobierno, que destruyó su institucionalidad. #YaEsDemasiado”, escribió Mesa a través de su cuenta en Twitter.

En tanto, el senador – candidato, Oscar Ortiz, pidió explicaciones al presidente Evo Morales por el escándalo de narcovínculos que involucra a jefes policiales, destituidos hace algunos días, y dados de baja ayer.

“Presidente Morales, asuma su responsabilidad y de la cara ante la opinión pública para explicarle qué va a hacer frente a este nuevo escándalo de infiltración del narcotráfico en la Policía Nacional. La seguridad de las familias b olivianas y del propio Estado está amenazada”, escribió Ortiz.

Horas antes de esos pronunciamientos políticos, en la cuenta oficial del Twitter del presidente Evo Morales, se publicó un anuncio mediante el cual el Jefe de Estado, instruía al ministro de Gobierno, Carlos Romero, “actuar con todo el peso de la ley” contra los policías acusados de tener vínculos con el mundo de las drogas.

“He instruido al ministro de Gobierno, @carlosguromero, actuar con todo el peso de la ley y de manera rápida y contundente con los efectivos de la Policía que tengan algún vínculo con el narcotráfico. Nuestra institución está para luchar contra el delito y cuidar al pueblo”.

Minutos después de la instrucción presidencial, el Alto Mando Policial salía a los medios para anunciar la suspensión de todos los funcionarios policiales de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Santa Cruz, instancia que estaba a cargo del coronel Gonzalo Medina, aprehendido por vínculos con el narcotráfico y horas después, dado de baja de la institución junto al capitán Fernando Moreira, quien también era parte de la Felcc y ahora acusado de tener vínculos con el narcotráfico.

En horas de la tarde, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, anunciaba ante los medios que instruyó la baja de la Policía boliviana de los oficiales Gonzalo Medina y Fernando Moreira, ambos investigados por presunto encubrimiento, delitos de sustancias controladas, asociación delictuosa y confabulación.

La autoridad anunció también un conjunto de medidas en la entidad del orden para, según él, hacer transparente el trabajo de todas las unidades del Comando Departamental de la Policía de Santa Cruz.

Después de conocidos estos hechos, desde la oposición varios parlamentarios exigieron al presidente Evo Morales que destituya al ministro Carlos Romero por el escándalo que envuelve a la cúpula de la Policía Boliviana.

“El Ministro de Gobierno debe presentar su renuncia inmediatamente o debe ser destituido por el Presidente”. El caso Medina desvela que el narcotráfico penetró las instituciones. Corrupción, impunidad y vínculos con el narco es lo que caracteriza a este gobierno”, afirmó el diputado Tomás Monasterio.

La senadora suplente, Bilgay Méndez, mediante una carta dirigida al presidente Morales demandó la “separación temporal” del titular de Gobierno “a fin de garantizar la transparencia de la investigación y prevenir su obstaculización y la contaminación de las pruebas hasta el esclarecimiento del lamentable caso”.

Del mismo modo, el diputado, Gonzalo Barrientos, pidió la renuncia de Romero porque, según su criterio, no supo luchar contra la corrupción.

 

“Nos parece que el ministro Romero debe renunciar. Son muchísimos casos de escándalos de corrupción, de vinculación de redes delincuenciales, de narcotráfico, las violaciones de policías en Rurrenabaque, mientras el ministro Romero feliz está hablando de Sport Boys y está haciendo campaña política”, protestó.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 447 veces
13580518