Policía Boliviana enfrenta una grave crisis por los escándalos de corrupción, piden investigación

Los escándalos de corrupción dentro de la Policía Boliviana ameritan la intervención del Legislativo para verificar la legalidad y correcta orden de destinos, valoración de ascensos y procesos judiciales internos.

El discrecional ejercicio del poder interno y los padrinazgos políticos son parte de la cadena de corrupción dentro la institución del orden, sostuvo el expolicía Jorge Santisteban. Entretanto, el comandante Rómulo Delgado sostiene que se tratan de casos particulares.

“Dos factores que actualmente debilitan a la policía (que a la postre son corrupción) es el padrinazgo político, que desinstitucionalización la entidad con prebendas de cargos, destinos, bonificaciones; y la cooptación política como institución funcional al poder político que por intereses particulares, políticos o personales los mantiene en el cargo más de lo normal (de tres años en adelante)”, según evaluación del expolicía coronel Jorge Santisteban.

La funcionalidad al Gobierno, al poder partidario, es otro de los factores que desintegra institución policial desde su estructura interna, lo que hace que los buenos oficiales con convicción de servicio se aparten y otros terminan absorbidos por las esferas de corrupción.

“Policías de alto rango promueven la corrupción apadrinando y vendiendo cargos. Es un secreteo a voces que la designación de comandos donde existe importante movimiento de dinero (Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), Aduana, control en fronteras) cuesta una importante ‘inversión´. Aceptan dar se dinero por el cargo sabiendo que lo van a recuperar. El caso del coronel Rommel Raña, en Oruro, es el más claro y ejemplo”, refirió.

Otra forma de desinstitucionalización de la Policía Boliviana es el padrinazgo político en la designación a cargos administrativos que no corresponden al grado.

“Es decir, tenientes coronel ejercen cargos por encima de coroneles, lo que no debe ocurrir bajo ninguna circunstancia y esa es la realidad en la Policía, intereses particulares por encima de la institucionalidad” apuntó.

Una de las acciones que permitiría, eventualmente, dar paso a medidas que ayuden con soluciones de fondo pasa por la intervención y revisión exhaustiva de la actual orden de destinos mediante una Comisión Comisión de Gobierno, Defensa y Fuerzas Armadas del Legislativo, en la que también deben participar legisladores de oposición .

Otra tarea que debe realizar esta Comisión tiene que ver con los antecedentes de los postulantes a ascensos de grado, de manera paralela se debe revisar los antecedentes judiciales de los oficiales al interior de la Policía.

“Todos aquellos que están procesados no pueden ejercer cargos al igual que quienes no tienen grado para ejercer el cargo, tal como ocurrió en pasadas gestiones en el Comando Departamental de Cochabamba, deben ser removidos. Esta acción depende de la voluntad política de sus autoridades” refirió Santisteban, al señalar que la intervención de una comisión especial es urgente.

En criterio del exdefensor del Pueblo, Rolando Villena, frente a la actual coyuntura la Policía Boliviana debiera pasar a depender del Ministerio de Justicia.

Villena refirió la existencia de un proyecto de Ley del año 2010 en el que se planteó esta reforma, aspecto nunca fie de interés del poder político debido a intereses específicos.

“La Policía y todo lo que tiene que ver con sus responsabilidades sacar del Ministerio de Gobierno con la finalidad de que deje de ser una Policía militarizada dado que tenemos una justicia altamente politizada y punitiva”, apuntó.

En criterio de Villena, tener una Policía con un sentido altamente militarizado, a diferencia de generar empatía con la población produce mayor desconfianza, por lo que su dependencia del Ministerio de Jusuticia, como una opción permitiría dar paso a cambio de fondo en su desempeño.

Frente a la crisis institucional que enfrenta la Policía Boliviana, emergente de los casos de corrupción, el comandante general, Rómulo Delgado, anunció la disposición de destinos no tiene costo, este proceso administrativo responde a los méritos y deméritos de los oficiales.

“El Comando tiene previsto implementar la sistematización de la Dirección Nacional de Personal, tenemos el sofftware y el programa. la presentación se hará en los siguientes días. Se podrá saber quiénes son, los méritos, deméritos, destinos, vacaciones, bajas, comisiones procesos. No se cobra a nadie por el cambio de destinos esto está sometido a los méritos de los oficiales y a la necesidad de institución y las personas cumpliendo ciertos requisitos”, refirió el comandante Delgado.

En este sentido remarcó sus afirmaciones en sentido de que es la Policía la promotora de los procesos penales, disciplinarios internos y otras acciones legales en cada uno de los casos de corrupción denunciados, entre éstos la violación a una ciudadana brasileña en la carceleta de Rurrenabaque, incumpliendo convenios internacionales, según la embajada de ese país.

Cobros vinculados al, contrabando y destinos policiales de mando medio por el excomandante Departamental de Oruro, Rommel Raña, la implicación de efectivos con la compra y venta de autos robados en Chile, cuantiosos cobros irregulares para la admisión de postulantes a la carrera policial, entre los hechos recientes.

“He mencionado que son hechos aislados, cuatro o cinco hechos no pueden dañar la institución”, remarcó.

 

En tanto, el presidente de Diputados, Víctor Boda, señaló la necesidad de ejemplarizadoras sanciones para policías corruptos, “policía que comete delitos debe ir a la cárcel, no puede ser policía”, afirmó el parlamentario tras referir que esta determinación debe ser aplicada tanto para oficiales de altos mandos hasta los policía de bajo rango.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 562 veces
14108381