Represión en Nicaragua, produjo la muerte de 29 niños

Los asesinatos de 29 menores de edad, durante los seis meses de represión orteguista en Nicaragua, siguen en la impunidad y ninguna autoridad estatal se ha dispuesto a investigar estos crímenes, pese a que existe abundante evidencia, según denunció este viernes la Coordinadora de Niñez y Adolescencia (Codeni).

 

De acuerdo con el vocero de la Codeni, Jorge Mendoza, nada justifica la falta de acción de las autoridades estatales.

Mendoza aseguró que la misma Codeni interpeló a la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) con el fin de que investigue los crímenes contra niños y adolescentes en Nicaragua.

 “Ninguno, pero ninguno de sus padres o familiares han podido encontrar justicia en Nicaragua, no hay ningún juicio, una investigación a cargo de la Policía o Ministerio Público, todos ellos (los asesinatos) están en la impunidad. Nosotros (Codeni) inclusive interpelamos a la Procuraduría de los Derechos Humanos para que iniciaran una investigación, la denuncia fue interpuesta, pero ningún operador del sistema de justicia ha emprendido ninguna investigación”, explicó Mendoza.

El vocero de la Codeni también señaló que la negligencia de las autoridades nacionales es un hecho “grave”, ya Nicaragua es suscriptora de la Convención Internacional de los Derechos del Niño, en la que se establecen principios universales como la protección especial a la niñez y adolescencia con respecto al resto de los demás ciudadanos y el interés superior del niño.

“Para nosotros ha sido grave que el Gobierno por el hecho que muchos de estos adolescentes murieron en las protestas, puede ser que se reserven la posibilidad de investigar, pero ¿y los (dos) niños quemados en el barrio Carlos Marx? Es decir, no hay ninguna investigación, bajo ninguna circunstancia de edad, de la condición en que fueron asesinados, no se ha emprendido ninguna acción para determinar la responsabilidad”, agregó Mendoza.

Es por esta impunidad que la Codeni rindió este viernes un breve homenaje a los 29 niños y adolescentes asesinados durante la represión, el organismo publicó en sus redes sociales un video elaborado con fotografías y nombres de los menores asesinados, imágenes que fueron acogidas con dolor y tristeza por los usuarios de las redes sociales.

“En ocasión del Día de los Difuntos, honramos la memoria de las niñas, niños y adolescentes cuyas vidas fueron arrebatadas por la represión oficial a las manifestaciones ciudadanas pacíficas que desde mediados de abril iniciaron en Nicaragua, en demanda de democracia, justicia y libertad”, escribió la Codeni en el encabezado de la publicación.

Recientemente la Codeni explicó que sus estadísticas las han obtenido de los diferentes informes presentados por organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Según la información documentada por la CIDH hasta el 20 de junio, 16 niños y adolescentes “habrían muerto de forma violenta en el contexto de la represión a las manifestaciones”.

Asimismo, la Codeni sostiene que más de sesenta menores han sido detenidos de forma ilegal y 15 adolescentes enfrentan procesos judiciales sin cumplir las garantías de ley, violando así el Código de la Niñez y la Adolescencia.

También la Codeni estima que 58 menores de edad perdieron a sus padres, aunque la cifra podría ser mayor ya que no existen registros oficiales y mucha gente prefiere no realizar denuncias.

El último menor asesinado en Nicaragua fue Matt Romero, de 16 años y quien cursaba el cuarto año de secundaria en el Colegio Rubén Darío. Él era activo en las marchas azul y blanco, varios de sus amigos también lo son; sin embargo, no pueden expresarse libremente en su colegio porque algunos docentes siguen la línea gubernamental y tratan de callar sus voces críticas.

Previo a la evaluación del Estado de Nicaragua a través del Examen Periódico Universal (EPU), la Coordinadora de la Niñez y la Adolescencia (Codeni) advirtió en su informe, al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, sobre el incremento de la inseguridad en el país y la falta compromiso del Estado nicaragüense con los derechos de la niñez y adolescencia.

El informe está dividido en dos periodos: el primero está comprendido entre enero de 2014 y marzo de 2018, en esta etapa enfatiza en problemáticas como la violencia de género, niñez en orfandad y embarazos en adolescentes. El segundo periodo, entre abril y septiembre 2018, el organismo detalla las graves violaciones a los derechos humanos cometidas por el Estado nicaragüense, con énfasis en la niñez.

 

“El incremento de la inseguridad que vive el país podría provocar un aumento de la presencia del crimen organizado, el tráfico y consumo de drogas, trata de personas, incremento significativo del trabajo infantil como consecuencia de crisis económica”, indica el informe.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 82 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

12887671