UPEA otorgó 48 horas de plazo para diálogo, al momento pasan clases en calles

La Universidad Pública de El Alto (UPEA) determinó continuar en estado de emergencia, así como también retomar las labores educativas y administrativas. Sin embargo, dieron un plazo de 48 horas al Gobierno para reinstalar el diálogo, caso contrario volverán las medidas de presión.

 

El rector de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), Ricardo Nogales, informó que una asamblea docente estudiantil determinó mantener los pedidos de justicia para el joven universitario Jonathan Quispe, la destitución de los actores materiales e intelectuales de la muerte del universitario, la modificación de la Ley 195, además del rechazo a la refundación de la casa de estudios superiores.

El viernes 6 de julio –dijo– se esperó al Gobierno desde las 13.45 hasta las 17.45 de la tarde, “a la fecha se continúa esperando que se pueda reinstalar el diálogo”.

Desmintieron las versiones de las autoridades nacionales, quienes manifestaron que los representantes de la UPEA no se presentaron a las negociaciones.

La UPEA otorgó un plazo de 48 horas para que se reinstale la mesa de diálogo, caso contrario se retomarán las medidas de presión, en la que participarán estudiantes, docentes y plantel administrativo. “No claudicaremos hasta conseguir todas nuestras demandas, las mismas que deben ir en beneficio de la comunidad universitaria”, dijo.

Asimismo, se determinó retornar a clases con ciertas particularidades, sin levantar las acciones programadas por el Comité de Movilización. No descartaron radicalizar sus medidas de presión, en caso de no ser atendidos por el Gobierno.

El ejecutivo de la Federación Universitaria Local (FUL) de la UPEA, Franz Contreras, lamentó que el Gobierno no haya reinstalado las mesas de negociación. “A partir de ahora todo lo que suceda será responsabilidad de las autoridades gubernamentales”, dijo.

Contreras pidió al Gobierno deponer la actitud discriminadora, mentirosa y difamatoria hacia la universidad alteña.

Afirmó que la casa de estudios superiores se mantendrá firme en sus peticiones y que el perjuicio a la población y a los estudiantes será absoluta responsabilidad del Gobierno.

La carrera de Comunicación Social de la UPEA, la mañana de ayer, se dio cita al frente del Ministerio de Justicia, para retomar sus labores académicas en las calles, como símbolo de protesta por la falta de esclarecimiento del joven universitario que falleció en las movilizaciones de la universidad.

De acuerdo con el director de la Carrera de Comunicación Social, Ramiro Limachi, todas las carreras volvieron a las aulas de la universidad, aseguró que se reorganizarán para futuras movilizaciones, debido a que no se tuvo respuestas concretas, por parte del Gobierno, sino solamente una dilatación del conflicto.

Afirmó que se evaluarán todas las actuaciones de la universidad y el accionar del Gobierno, para luego reformular las medidas de presión hasta obtener un presupuesto justo para esa casa de estudios superiores.

Limachi aseguró que se tiene planificado recuperar las clases en sábados, domingos y feriados, para cumplir las labores académicas hasta el 31 de diciembre. Respecto a los salarios aclaró que el cobro que se realizó fue del mes de mayo y no así el mes de junio.

 

Señaló que la universidad ya tiene un plan de contingencia para recuperar las clases y en función a ello se determinará alguna postura, sobre los salarios correspondientes al mes de junio.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 56 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

12557620