Aprehendieron al Alcalde de Oruro por corrupción, es declarado en rebeldía

El alcalde de la ciudad de Oruro, Edgar Bazán, fue aprehendido la tarde de ayer la clínica Oruro donde se internó para no asistir a la audiencia de medidas cautelares instruida por el juez Sergio Vásquez, por la presunta compra irregular de mochillas escolares con sobreprecio.

 

No obstante, la audiencia cautelar fue instalada al interior de ese nosocomio en medio de un fuerte resguado policial y ante la expectativa de la población por la condición jurídica del alcalde.

Bazan debe responder por cargos de presuntos contratos lesivos al Estado e incumplimiento de deberes por la compra de mochilas escolares con sobreprecio y de fabricación china, cuando el suministro de ese material debió ser concesionado a fabricantes microempresarios nacionales.

Adujo que tenía estrés y estaba internado en la Policlínica Oruro, donde agentes policiales lo notificaron y luego de una evaluación médica, se efectuó la audiencia en horas de la noche, en el mismo centro médico. Ahora, la autoridad se encuentra en calidad de aprehendido y bajo fuerte custodia policial.

El Fiscal Departamental de Oruro, Mario Rocha, afirmó: “debemos estar seguros que la hospitalización del burgomaestre no se trate solamente de un afán chicanero para dilatar la situación judicial”.

En septiembre de 2017, el dirigente Severo Torres denunció supuestas irregularidades en el proceso de adquisición de mochilas por la Alcaldía, porque el material escolar adquirido tiene origen chino y no nacional, como establecía la licitación pública. El pasado mes se sumaron a esa querella tres concejales municipales.

En las investigaciones fueron encontrados documentos después del allanamiento a las oficinas del proveedor, además de las declaraciones de 17 personas, entre funcionarios ediles y empleados del vendedor.

Bazán es acusado de incumplimiento de deberes y contratos lesivos al Estado. La Fiscalía de Oruro pidió la detención preventiva del burgomaestre por el desfalco de tres millones de bolivianos, en la compra de mochilas escolares.

La autoridad edil de Oruro debió prestar sus declaraciones ante el juez cautelar, Sergio Vásquez, a las 15.00 horas de ayer, tras verificar que éste no se presentaría por padecer “un cuadro de estrés agudo”, según explicó su defensa legal. De su parte, el Fiscal de Distrito, Mario Rocha, solicitó su declaratoria en rebeldía e inmediata orden de aprehensión.

En cumplimiento de las disposiciones procedimentales, tras ser capturado, la nueva audiencia deberá fijarse en el curso de las siguientes 24 horas. Por tanto, la autoridad jurisdiccional deberá resolver la situación jurídica del alcalde Bazán este sábado.

La autoridad municipal fue denunciada penalmente por la compra de casi 91.500 mochilas escolares, con la inversión de Bs 14 millones.

El total de los morrales -cerca de 40 mil unidades- fueron traídas de China, no obstante que la adquisición efectuada con fondos del Apoyo Nacional a la Producción y Empelo (Anpe), como fue publicado por el Sistema de Compras Estatales (Sicoes), para favorecer a la producción nacional.

Al respecto, el dirigente vecinal de Oruro, Severo Torres, afirmó que tras conocer y denunciar las presuntas irregularidades acerca de esta adquisición, Bazán inició al menos cuatro procesos penales en su contra.

Asimismo, Torres afirmó que tras ocho meses de investigación sobre la presunta compra irregular, recientemente imputó al alcalde electo ante el Ministerio Público.

A su vez, el viceministro de Transparencia, Diego Jiménez, cuestionó severamente el accionar del alcalde de Oruro, calificándolo como manoseo de las instituciones en beneficio propio.

“Argumentó su abogado que tiene stress, y que se habría internado en un policlínico. Creemos que es un manoseo de las instituciones colegiadas como son los centros de salud”, dijo el Viceministro.

A decir de Jiménez, la actitud de Bazán constituye una muestra de falta de voluntad y obstaculización a la justicia y que ésta autoridad edil ya tuvo comportamientos similares en casos de corrupción, por lo que pidió que se ordene una medida cautelar sobre los bienes del alcalde, para asegurar que rinda cuentas ante la justicia.

El Viceministro indicó que, en medio de tales acciones dilatorias, queda esperar que en las próximas horas se reprograme la audiencia cautelar del alcalde.

Por otra parte, recientes declaraciones formuladas por el alcalde Bazán, responsabilizó al empresario Marco Murillo por las irregularidades en la provisión de mochilas chinas, por la cual está investigado y será cautelado. Según el procedimiento, en las siguientes 24 horas. 

 

“El Alcalde no ha cometido ningún delito. El que ha incumplido el contrato es el adjudicario de mochilas, Marco Murillo, a quien hemos iniciado la querella, por incumplimiento de contrato, al traer mochilas chinas, en vez de fabricar las mochilas en Bolivia”, refiere una nota de prensa emitida por la comuna de Oruro.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 132 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

12827150