Encontraron otro almacén de medicamentos falsos, escondidos en cajas de “klinex” y galletas

Un nuevo cargamento de medicamentos falsos fue incautado ayer en un depósito de la calle Garcilazo de la Vega, en La Paz, durante un operativo conjunto realizado entre la Fiscalía Departamental y la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), los fármacos estaban escondidos en cajas de galletas y “klinex” (pañuelos desechables).

El fiscal de materia, Marco Villa, informó que el operativo se realizó la noche del sábado donde, además de las cajas, se secuestraron varias bolsas también con medicamentos, presuntamente falsificados.

“Se logró secuestrar 83 cajas y, al momento, se arrestó a una persona de sexo femenino con fines investigativos”, señaló el fiscal tas aclarar que la mujer deberá prestas sus declaraciones informativas ante las autoridades policiales.

La autoridad indicó que entre los empaques de galletas y pañuelos almacenados en ese depósito existían medicamentos de comercialización masiva como el Ibuprofeno, catéter de sueros, ungüentos, entre otros; algunos con el sello de laboratorios VITA.

De acuerdo con el informe ofrecido por el fiscal Villa, los medicamentos encontrados en los depósitos tienen las mismas características que los incautados en la localidad de Desaguadero. Se presume que la aprehendida tendría vínculos directos con las otras personas capturadas.

“En dependencias de la Felcc se establecerá si los mismos también habrían sido adulterados y si proceden de la misma red delictiva”, explicó el fiscal respecto del procedimiento que deberá cumplirse con los productos incautados.

La Fuerza policial inició las investigaciones acerca de esta red de traficantes y falsificadores de fármacos en febrero pasado, tras detectar la existencia de medicamentos en un centro nocturno, logrando identificar una red de contrabandistas que operaba desde Desaguadero, frontera con Perú.

En recientes declaraciones, el comandante general de la Policía, general Rómulo Delgado, afirmó que las investigaciones sobre este caso son coordinadas con la Policía de Perú, cuyas autoridades expresaron su predisposición para cooperar con el esclarecimiento del caso.

Las investigaciones revelan que el procedimiento utilizado por los malhechores inicia con la recolección de envases de fármacos en los hospitales, estos son enviados al Desaguadero, frontera con Perú, donde eran reenvasados con el producto adulterado o falsificado para ser ingresados y comercializados en territorio boliviano. Los viajes entre Desaguadero y La Paz se efectuaban los días martes y jueves.

 

Ya en el país, este comercio ilícito ya tenía un trayecto de ventas establecido, los comercializadores operaban bajo la modalidad de “pasanaku”, uno de los operadores, actualmente aprehendido, realizaba el cobro por los productos que dejaba a crédito y efectuaba la entrega de un nuevo pedido, explicó el director departamental de la Felcc de La Paz, Jhonny Aguilera.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 365 veces

Visitantes en linea

Tenemos 132 visitantes y ningun miembro en Línea

13734756