Médico extirpa por error el riñón sano a un niño con cáncer

Un niño de tres años, que padece de cáncer, fue sometido ayer a una cirugía para extirparle el riñón izquierdo, pero el médico retiró el órgano sano por “equivocación”. Tras una nueva operación para restituir el error, el menor se encuentra en el Hospital del Niño Mario Ortiz a la espera de un donante para realizar el trasplante.

 

El menor ingresó ayer al promediar las 8:30 de la mañana a la cirugía en el Instituto Oncológico del Oriente, sin embargo, al término de la intervención los familiares recibieron la noticia de que se había extirpado el riñón equivocado.

 El padre Heber Justiniano, informó que durante esta jornada el niño ya se encuentra estable. “Está evolucionando bien. Anoche no pudo dormir, pero ya la pasó la fiebre. (Ahora) habla, mira”, declaro.

Dijo haber conversado con Roger Moreno, el médico que estuvo a cargo de la cirugía y que éste le manifestó que correría con todos los gastos. No obstante, Justiniano dijo que lo más urgente por ahora es encontrar un donante de riñón.

La familia procedente de San José de Chiquitos vive un calvario y ahora permanece a la espera a un donante de riñón compatible.

El Ministerio Público anunció que iniciará una investigación de oficio en relación al caso de presunta mala praxis.

El fiscal departamental de Santa Cruz, José Centerano, informó que se procederá de ese modo en caso de que la familia de la víctima no ponga la denuncia respectiva.

Centenaro aseguró que el Ministerio Público designó a un fiscal para investigar el caso e iniciar con la recopilación de la documentación que permita coadyuvar al esclarecimiento del hecho.

"Hemos ordenado el secuestro de los órganos que en este caso están en el laboratorio de patología, además hemos solicitado también la relación nominal de todo el personal médico, paramédico y enfermeras, y todo lo que ha participado el tratamiento este menor", manifestó el fiscal José Parra, esta tarde.

Indicó que la investigación parte de la premisa de una supuesta negligencia médica y un delito de lesión gravísima, puesto que existe la pérdida de un órgano.

El Fiscal sostuvo que todavía es prematuro hablar de personas responsables, pero que se citará a declarar todas las personas que estuvieron involucradas en la cirugía.

El secretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz, Óscar Urenda, instruyó una auditoría técnica para contar con toda la información referente al hecho y compartirla con el Ministerio Público y con quien lo requiera. Dicha auditoría no tardará más de 48 horas.

Urenda dijo que se trata de una "mala praxis inexplicable" y que el médico a cargo de la cirugía del menor forma parte de la Sistema de Seguridad Social, quien además está presto a colaborar a la familia.

El secretario departamental de Salud, Oscar Urenda, informó el jueves que el niño de tres años de edad a quien se le extirpó un riñón sano, en el hospital Oncológico de Santa Cruz, recibe tratamiento de diálisis en el Hospital del Niño.

"El niño en la actualidad está estable, está eliminando sus toxinas a través de la diálisis, pero esa situación no es sostenible en el tiempo porque, además, tiene otra enfermedad de base que hay que tratarla", dijo en conferencia de prensa.

Urenda explicó que la situación del niño es "crítica" porque padece cáncer que derivó en una metástasis y un tumor que afectó a uno de los riñones que tenía que ser extraído ayer, para aliviar su enfermedad.

En la actualidad señaló que debido a la quimioterapia se encuentra con inmunosupresores que pueden ocasionar que el cáncer se desarrolle más rápidamente.

El Secretario Departamental de Salud reconoció que el médico que operó al niño cometió un "error humano", que es calificado de mala praxis y no de negligencia.

"Es una mala praxis no es una negligencia médica, no es que el médico haya actuado de mala fe, ha cometido un error médico, lamentable, inexplicable, él mismo no da una explicación al respecto, pero probablemente habrá una sanción del Ministerio Público", mencionó.

Agregó que el médico cuenta con experiencia y realizaba cirugías de manera gratuita, ahora él "se encuentra muy golpeado por el hecho" y señaló que está dispuesto a ayudar al niño y a su familia en todo lo que esté a su alcance.

Dijo que el gobernador Rubén Costas instruyó que se cubra los gastos del tratamiento que requiere el menor, incluso todos los aspectos adicionales que no cubre el seguro médico.

 

Manifestó que una comisión de trasplante va a evaluar el caso, para determinar qué procedimiento se debe seguir para que el organismo del niño tenga las condiciones mínimas para una nueva operación.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 686 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 25 visitantes y ningun miembro en Línea

12899543