El medico Marco Ortiz continúa conectado a respirador y recibe hemodiálisis a causa del arenavirus

El médico Marco Ortiz internado en la Caja Petrolera de La Paz con arenavirus, presenta problemas respiratorios, renales, hepático, sistema neurológico y hematológico, desde el pasado sábado fue conectado a un respirador artificial y recibe tratamiento de hemodiálisis, el diagnóstico del paciente es muy reservado por las complicaciones.

El secretario general del Sindicato de Médicos y Caja Petrolera, Oscar Oliden, dijo que el médico está siendo atendido según las necesidades que presenta, recibió 90 plasmas de sangre.

“Segundo ciclo de hemodiálisis se le hizo hoy, su estado es reservado eso le digo por respeto a la familia, son tres órganos que están fallando, está siendo atendido según se presentan las complicaciones en la salud del doctor”, declaró Oldien a Radio Fides.

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, confirmó que Ortiz, tiene pronóstico reservado y presenta falla multiorgánica, el fin de semana empeoró su situación.

El presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, indicó anoche que el doctor Marco Antonio Ortiz no sufrió descompensación, pero su estado de salud es crítico y diariamente se le realiza una sesión de diálisis, por la falla renal que presenta.

El doctor Ortiz –dijo– presenta problemas en los riñones, el hígado, el sistema neurológico y hemorragia; desde el pasado sábado, fue conectado a un respirador artificial y recibe tratamiento de hemodiálisis. El diagnóstico del paciente es muy reservado por las complicaciones que presenta.

“Continúa entubado, conectado a un respirador artificial y presenta falla hepática; se encuentra constantemente sedado. Mediante estudios, se le detectó una infección pulmonar, que agudiza su estado”, dijo.

Funcionarios del Hospital de Clínicas indicaron que las medidas de bioseguridad son inadecuadas, razón por la que pacientes y galenos, se encuentran en permanente peligro, cuando se enfrentan a enfermedades desconocidas.

Las medidas de bioseguridad que hay en los hospitales no son las adecuadas, ya que no se cuentan con los recursos y herramientas indispensables, para instalar las barreras de contención, que eviten la exposición directa al riesgo, señaló uno de los médicos que prefirió mantener en reserva su nombre.

“No existen los materiales adecuados de protección ni equipamiento, para evitar el contacto con los elementos infecciosos o virus, con el fin de evitar el riesgo en la salud tanto de pacientes como de médicos”, dijo.

Ante la falta de bioseguridad, todos están expuestos, por tal razón no es sorprendente el fallecimiento del gastroenterólogo Vidales, quien tuvo que arriesgarse, al atender a la internista Ximena Cuellar, quien falleció días después de atender al paciente cero del arenavirus.

“Las medidas para prevenir situaciones de riesgo, las tendría que tomar el Ministerio de Salud. Se ve que no hubo trabajo de brigadas y no pusieron atención a la posibilidad de brotes; no existe condiciones para encarar emergencias y menos nuevas enfermedades”, dijo otro de los médicos.

Ambos galenos coincidieron en señalar que el Hospital de Clínicas es un lugar de libre acceso, que no tiene anillos de seguridad, por lo que cualquier persona que camine por los pasillos y patios del nosocomio, corre el riesgo de enfermarse o infectar a otra persona.

Valora este artículo
(2 votos)
Visto 624 veces

Visitantes en linea

Tenemos 133 visitantes y ningun miembro en Línea

14108410