Descartan daños en la infraestructura “Capilla Sixtina” de Curahuara de Carangas

Tras una verificación a la Capilla Sixtina del Altiplano, el templo de Santiago de Curahuara de Carangas, técnicos del Ministerio de Culturas y Turismo descartan que la infraestructura esté en riesgo y recomiendan acciones inmediatas como limpieza y reforzamiento de un machón caído producto de la humedad.

 

Asimismo, se debe realizar, a la brevedad posible, un adecuado mantenimiento con el deshierbe de la vegetación en torno al templo, dichas hierbas retienen y concentran alta humedad que afecta a los murales.

“La infraestructura de la Capilla Sixtina del Altiplano está sin riesgo, pero para su protección, salvaguarda y conservación, nuestro informe técnico plantea que de manera inmediata se realicen tareas de mantenimiento y restauración”, informó la directora general de Patrimonio Cultural.

En el artículo 15 de la Ley 530 de Patrimonio Cultural Boliviano dice: “Los custodios de las colecciones de Patrimonio Cultural Material Mueble, tienen la obligación de generar las condiciones necesarias para la conservación, protección y mantenimiento de los bienes culturales en custodia”.

Y en su artículo 16, indica: “Las iglesias y congregaciones religiosas se constituyen en custodios del Patrimonio Cultural Mueble e Inmueble que forman parte de la tradición religiosa del pueblo boliviano, estando obligadas a su registro, protección, conservación y difusión con arreglo a lo dispuesto en la presente Ley”.

Los expertos del Ministerio de Culturas que evaluaron los daños ocasionados por las precipitaciones pluviales y la humedad constataron que provocó el derrumbe de uno de los siete contrafuertes mixtos de barro y piedra sufrió un desplome, sin embargo no compromete al inmueble.

“Sin embargo, se evidencia que no se efectuaron tareas de mantenimiento o prevención, como ser el deshierbe y limpieza canaletas de parte de los custodios, entre ellos la iglesia, la alcaldía”, agregó Cuevas.

Además de la reposición del contrafuerte, se debe realizar un plan de intervención especializada y un plan de manejo del lugar, un proyecto integral de restauración de la pintura mural, replanteo del sistema de iluminación, cambio del sistema de seguridad, talleres de capacitación para el manejo y gestión del patrimonio, trabajo coordinado entre instituciones y que todas esas acciones sean parte de un plan de desarrollo sostenible.

Se aconsejó la habilitación frecuente de las casetas de turismo, que antes funcionaban en el lugar y ahora se hallan cerrados, también la apertura del templo ya que uno de los factores de deterioro, de esta y otras infraestructuras, se debe a la poca frecuencia, utilización o visitas de turistas nacionales y extranjeros o gente del lugar, esta apertura permitirá además democratizar el acceso a este patrimonio.

La construcción del Templo Santiago Curahuara de Carangas fue construido en 1608, con la participación de dos caciques del lugar Baltazar Cachacas y Gonzalo Larama, la particulairdad de este inmueble es que está construido con muros macizos, de 1,80 metros de espesor, de adobe y barro encalados en el exterior.

En el interior tiene pintura 100% mural creados desde el siglo XVII, XVIII y XIX, por ese motivo se la compara con la Capilla Sixtina de Italia y lleva el denominativo de Capilla Sixtina del Altiplano.

En sus datos históricos, desde 1889 ya se hacía referencia a su deterioro, el informe de entonces dice: “(…) estaba en completa ruina y en peligro de desplomarse con las lluvias de la estación. También que dos años atrás, en 1887, había caído el techo y matado a dos indias, en el momento de la celebración de la Eucaristía”.

A fines del siglo XIX, las comunidades y ayllus de Curahuara de Caranagas, Aransaya y Urinsaya, dividieron el trabajo de mantenimiento hasta los años 80. A raíz de que se cayó el arco principal del templo, debido también a la lluvia, la sobrecarga y falta de impermeabilización afectaron a la estructura y la pintura mural en 1984 por lo que se la intervino en diversas etapas hasta 2011.

 

Ahora el Ministerio de Culturas y Turismo, propone una reunión interinstitucional, entre la iglesia, Alcaldía, comunidad y gobernación para detallar las acciones que se deben realizar y las competencias para preservar el inmueble declarado Monumento Nacional mediante ley del 17 de noviembre de 1960, ubicado en el municipio de Curahuara de Carangas, provincia Sajama, al noroeste del departamento de Oruro, a unos 226 kilómetros de la ciudad de Oruro.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 131 veces

Visitantes en linea

Tenemos 84 visitantes y ningun miembro en Línea

13444809