El alcalde Jayta y un concejal de Quillacollo son remitidos a la carcel por corrupción

Zacarías Jayta, exalcalde de Quillacollo, y Víctor Osinaga, presidente del Concejo, fueron vinculados con una red de corrupción que adjudicaba obras a cambio del pago de coimas, fueron enviados a distintas cárceles del departamento de Cochabamba.

El alcalde interino Zacarias Jayta y el presidente del Concejo Municipal Víctor Osinaga de Quillacollo, Cochabamba, fueron enviados a la cárcel con detención preventiva. Están acusados de uso indebido de influencias y concusión por cobro de “coimas” a empresas para la adjudicación de obras.

Después de cerca de seis horas de audiencia, la juez Melvi Camacho envió a Jayta a la cárcel de San Sebastián en Cercado y a Osinaga a la cárcel de San Pablo en Quillacollo debido a la existencia de riesgo de fuga y obstaculización en la investigación.

Ambos fueron aprehendidos el miércoles luego que se hicieran público unos audios en los que se los escucha, según la denuncia, hablar del pago de coimas por parte de empresas para adjudicarles obras.

Un exfuncionario de la gestión de Jayta reveló que las empresas debían pagar entre el 20% y 12% del monto total de la obra y que el 50% de lo cobrado estaba destinado al ahora exalcalde, mientras que el 40% al Concejo Municipal, el 9% a las direcciones y secretaria, y el 1% a rangos menores.

Este viernes el Concejo Municipal de Quillacollo designó al concejal del Frente Para la Victoria (FPV) Antonio Montaño como nuevo Alcalde interino ante la renuncia presentada por Jayta.

Su posesión se da un día después de que el Consejo Nacional de Lucha Contra la Corrupción, del que es parte el Ministerio de Justicia, interviniera e iniciara una investigación a Jayta y Osinaga por haber montado -según una denuncia- una red de corrupción que condicionaba la adjudicación de obras al pago de coimas.

Como parte de esas investigaciones este viernes la Fiscalía allanó el domicilio de Jayta y se secuestró seis CPU, además de documentos en soporte digital e impreso de la Alcaldía.

La autoridad judicial envío a Jayta al penal San Sebastián de la ciudad de Cochabamba y a Osinaga a San Pablo de Quillacollo en medio de un fuerte resguardo policial para evitar enfrentamientos entre dos bandos en pugna.

El primero en ser trasladado al penal de San Sebastián, fue Zacarías Jayta, quien ante las consultas de los medios de comunicación dijo que se trataba de una decisión “injusta”. “Es injusto, injusto, muy injusto”, atinó a decir mientras era conducido al vehículo que lo trasladó al penal San Sebastián.

Posteriormente, Víctor Osinaga bajó del tercer piso del edificio judicial para luego ser conducido al penal de San Pablo de Quillacollo.

En inmediaciones del edificio judicial esperaba un grupo de seguidores de Mérida quienes insultaron a las dos autoridades, mientras algunos decían que por fin se hizo justicia con Quillacollo.

Jayta y Osinaga fueron denunciados por el exalcalde Eduardo Mérida Balderrama de presuntos hechos de corrupción tipificados como uso indebido de influencias y concusión.

El pasado 30 de enero tras abstenerse en sus declaraciones informativas fueron aprehendidos y luego enviados a las celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de donde este viernes por la tarde fueron trasladados a la audiencia cautelar en el juzgado de Quillacollo.

 

Según antecedentes judiciales, el próximo martes 5 de febrero a las 9.00, el exalcalde Mérida, su esposa Jovana Maldonado y cómplice Richard Agreda asistirán a una audiencia cautelar con el pedido expreso de cárcel por el bullado caso de los “audios de la corrupción”. No se descarta que corran la misma suerte después de “gambetear” a la justicia por más de tres años.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 289 veces

Visitantes en linea

Tenemos 244 visitantes y ningun miembro en Línea

14224222