Rafael Quispe y Santamaría firman alianza para apoyar a Óscar Ortiz, este hecho genera polémica

La agrupación "Pueblo", que tiene a la cabeza a los diputados Rafael Quispe y Wilson Santamaría, firmó un pacto con Rubén Costas, de la alianza Bolivia Dice No, para apoyar la candidatura de Óscar Ortiz a la presidencia.

"Ni masismo ni mesismo. Hermanos, esas son dos personas siameses", con esa premisa comenzó su discurso el diputado Quispe.

Dijo que junto a Ortiz luchó 13 años en la fiscalización del Gobierno y para evitar su eternización en el poder, lo cual les causa recibir intimidaciones y persecuciones.

"Esta es la oposición verdadera, los hombres y mujeres que van a luchar para que Evo Morales no se perpetúe en el poder", destacó Quispe.

 Pero por otro lado, a criterio de Quispe, Carlos Mesa es "funcional al MAS", porque fue parte del equipo que impulsó la demanda marítima, fallida en La Haya, y cuando se pretendía pedir explicaciones por lo sucedido, lanzó su candidatura presidencial.

 Señaló que Demócratas es un partido con estructura en todos los departamentos, y que la agrupación "Pueblo" reforzará en La Paz. "Vamos a trabajar para que el 22 de enero de 2020 Óscar Ortiz sea presidente y Edwin Rodríguez Vicepresidente", finalizó.

Santamaría, por su parte, anunció que en la campaña se recorrerá la mayoría de las provincias además de las ciudades de La Paz y El Alto, para que Ortiz sea el presidente.

Ortiz, a su turno, destacó que con esta firma se marca la alianza de oriente y occidente.

 

Recordó que con Quispe lo une que ambos fueron los más trabajaron en la denuncia del caso Fondo Indígena. Denunció que la mayor injusticia es que el diputado sea perseguido y detenido por denunciar la corrupción.

La firma de Rafael Quispe y Wilson Santamaría para apoyar a la candidatura de Óscar Ortiz ha generado controversia, descalificaciones y críticas en filas opositoras.

El diputado Amílcar Barral, otrora compañero de Quispe y Santamaría, calificó a ambos de “tránsfugas”, porque llegaron a la Asamblea con Unidad Nacional (UN), pero ahora le da la espalda para apoyar al candidato de Demócratas.

Barral dijo que Quispe y Santamaría se están “haciendo ver como tránsfugas” y están tirando por la borda todo el sacrificio que han hecho “para tener algo de imagen”.

“Creo que los paceños no estamos de acuerdo con el transfugio, no estamos de acuerdo que los políticos se cambian de cama cuando quieran”, manifestó.

Barral pidió que por ética tanto Quispe como Santamaría deberían renunciar a su curul que lograron gracias a UN. Lamentó que ninguno de ellos haya remitido una carta por lo menos de agradecimiento.

Criticó también a los nuevos aliados de Ortiz por usar el nombre de agrupación “Pueblo”, porque no tiene personería jurídica.

El quiebre entre UN y Demócratas se suscitó cuando Samuel Doria Medina renunció a ser candidato, mientras que la agrupación de Rubén Costas impulsó a la postulación de Ortiz. Unidad Nacional rompió la alianza con el partido verde.

 

La división también se reflejó en el Legislativo, donde la diputada Shirley Franco, que entró por  UN, fue elegida jefa de bancada con apoyo de Demócratas, cuando María Calcina de Unidad Nacional pretendía el cargo.  

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 225 veces
14046317