Medicos de Bolivia radicalizan sus protestas y las clinicas privadas paralizaran actividades

El Consejo Médico Nacional ampliado y los colegios profesionales de salud determinaron ayer radicalizar sus medidas de presión contra el Decreto Supremo (DS) 3385 que crea la Autoridad de Control y Fiscalización del Sistema de Salud y el artículo 205 del Código del Sistema Penal, que refiere a la mala práctica de la profesión.

 

Al mismo tiempo, las clínicas privadas se sumaron al paro y sólo atienden emergencias. “Nos adherimos al paro del Colegio Médico de Bolivia. Sólo se atenderá emergencias”, dice un comunicado en la clínica Los Olivos.

“Se ratifica el rechazo al artículo 205 del Código Penal, ya que esta norma debe llevarse a una Ley General de Salud. Respecto al DS 3385 y 3091 ratificamos el pedido de abrogación y pedimos una nueva norma desde foja cero”, dijo el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Aníbal Cruz.

Sobre las medidas de presión, el dirigente de los médicos aseguró que las asambleas departamentales se han instruido de continuar con el paro indefinido radicalizando las medidas de presión y “no descartamos la huelga de hambre ni la renuncia colectiva si no hay solución”, dijo.

Pese al fallido diálogo que se llevó adelante el pasado martes en Santa Cruz, tanto el Colegio Médico como el Ministerio de Salud señalaron ayer su predisposición de reinstalar el mismo, pero no hay hora ni lugar.

Ayer, el Senado paralizó el tratamiento del artículo 205 a pedido del senador Ciro Zabala. Esto fue visto como un buen gesto por los médicos pero no detuvo las medidas de presión.

El representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Panamericana de la Salud en Bolivia (OPS), Fernando Leanes, afirmó el miércoles que el paro indefinido que acatan desde el pasado 23 de noviembre los médicos bolivianos es una violación a un derecho humano.

 “Hacemos un llamado a que no se le quite atención a los pacientes, porque realmente la situación con la que están pasando algunas personas es quitarles la atención, es la violación de un derecho”, dijo a los periodistas.

Las clínicas privadas se sumaron al paro médico que demanda la abrogación del DS 3385 y rechaza el artículo 205 del Código del Sistema Penal.

En Cochabamba, las clínicas más requeridas, como Los Ángeles, Los Olivos y Aranjuez, suspendieron sus consultas externas y sólo atendieron emergencias.

El presidente del Colegio Médico de Bolivia, Aníbal Cruz, aseguró que las clínicas privadas se suman al paro porque se dieron cuenta de que las normas en cuestión afectarán el trabajo no sólo de los médicos de la seguridad sociales, sino a todos los trabajadores de salud.

“Incluso los colegas están cerrando sus consultorios privados para sumarse a la protesta”, aseguró Cruz.

 En tanto, el presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, Henry Montero, advirtió ayer que ese sector prevé suspender las cirugías como radicalización de sus medidas de presión en contra de la vigencia de la Autoridad de Fiscalización de Salud y del proyecto de ley del nuevo Código del Sistema Penal que penaliza la mala praxis.

Señaló que las sociedades científicas se han manifestado, sobre todo, anestesiología de no dar anestesia a ningún paciente. “En toda Bolivia se suspenderían las cirugías en todo el sistema público privado y de seguridad social, la solución está en el Ejecutivo y Legislativo para no provocar daño en la población”, dijo

 

En la misma línea, el colegio médico de Tarija marchó y se suspendió la atención en los principales centros de salud.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 47 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

12113556