Paramilitares usan armas del Ejército de Nicaragua para arremeter contra el pueblo

La represión gubernamental ha escalado de tal manera, que las autoridades no tienen ningún recato en que la población vea a fuerzas de la Policía Nacional actuando juntamente con paramilitares que portan armas de fuego, como que van a enfrentarse con otro cuerpo armado.

 

La actuación del domingo reciente en tres municipios de Carazo superó las intervenciones que estos grupos han tenido en otras zonas del país. Videos subidos a las redes sociales por la población demostraron las armas de guerra que portaban los paramilitares que ingresaron a Diriamba, Jinotepe y Dolores. Llamó la atención que en uno de los videos se observa a paramilitares portando lanzacohetes RPG-07.

También fue identificado al menos a un paramilitar portando una ametralladora PKM  El mismo domingo a través de las redes sociales se denunció que en el tranque de San José, en Jinotepe, los paramilitares llegaron a lanzar una granada de fragmentación contra los manifestantes autoconvocados.

Ya anteriormente la población había identificado en protestas pacíficas el uso de fusiles AK-47 y el Dragunov, de uso para francotiradores, como ocurrió en la manifestación del 30 de mayo en homenaje a las Madres de Abril, donde —expertos coinciden— fueron utilizados fusiles Dragunov para asesinar con francotiradores a manifestantes desarmados desde posiciones privilegiadas.

Es por ello que el obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, dice que “lo que pasa es que ya no es ningún secreto en Nicaragua el tema de los francotiradores, el tema de los paramilitares, el tema de las armas pesadas que usan, eso está a la vista pública ya”.

El mayor en retiro Roberto Samcam confirmó que conocieron que en los hechos sangrientos represivos de Carazo los paramilitares portaban “ametralladoras pesadas. PKM y lanzacohetes RPG-7”.“La PKM es un arma ofensiva para uso de las tropas de infantería, el RPG-7 es un arma de apoyo de la infantería, usado en la lucha contra los tanques y para la destrucción de defensas fortificadas ligeras”, explicó Samcam.

“Esto (el uso de esas armas) es para una guerra convencional. Esto es una verdadera masacre, hecha ex profeso (deliberadamente) por Daniel Ortega y Rosario Murillo”, sostuvo el militar en retiro.

Samcam consideró que el baño de sangre en Carazo fue la orden que Ortega dio en su discurso el día anterior, desde una tarima en las inmediaciones de la Rotonda Hugo Chávez el pasado domingo, donde mencionó a una policía que fue entregada a los organismos de derechos humanos a la misma hora de su discurso.

“Ortega y Murillo tendrán que responder ante la justicia nacional e internacional por estos crímenes de lesa humanidad”, apuntó Samcam.

Por su parte, el investigador Roberto Orozco recordó que dichos armamentos son “de guerra, de uso exclusivo militar”.

Además ese tipo de armas, que se observa en videos y fotografías subidos a las redes sociales, “son para guerras convencionales y de guerrilla. La Policía no tiene en su inventario esa armas porque no son de uso policial”.

Ese tipo de armas son consideradas de alta potencia, “la PKM es una ametralladora de mayor cadencia de fuego de casi ochocientos tiros por minuto, mientras que el RPG-7 es un lanzacohete antiblindaje muy poderoso”, explicó Orozco.

El investigador señaló que por ser armas de uso exclusivo militar, “solo el Ejército de Nicaragua las tiene en su inventario”, el cuerpo castrense “debe salir ya de su silencio y explicar por qué los policías y paramilitares están haciendo uso de ellas”.

LA PRENSA buscó la versión oficial del Ejército de Nicaragua, pero no respondió a la solicitud de información.

El domingo no solo sorprendió el uso de armas de guerra en poder de paramilitares, sino que en un video donde se aprecian hombre vistiendo uniformes militares, civiles encapuchados, y donde claramente la persona que habla dice que en la llamada “operación limpieza” en Matiguás, participó el Ejército.

La persona que graba el video dijo: “Aquí estamos desde otro ángulo, compañeros ya diciendo presente, compañeros de la Policía Nacional, compañeros del Ejército, compañeros que también son parte de este equipo de trabajo que se ha venido llevando a cabo en diferentes municipios”.

Roberto Orozco considera que esas armas solo pueden provenir de dos fuentes: el Ejército o el crimen organizado internacional.

Si no es el Ejército, dijo Orozco, entonces “este segundo actor les está proveyendo esas armas a los paramilitares, entonces se trata de un elemento foráneo que interviene en la crisis y el Ejército de Nicaragua está obligado a actuar por mandato constitucional y sus leyes. En ese caso, no tienen que pedir autorización a su jefe supremo”.

 

La directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas, expresó a través de una nota de prensa que “los grupos parapoliciales andan a sus anchas fuertemente armados, acompañados por cuerpos policiales, cometiendo ataques de forma conjunta en contra de la población civil”.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 70 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 109 visitantes y ningun miembro en Línea

12557611