Gobierno pretende romper cadena de violencia en Los Yungas generada por dirigentes apócrifos

El viceministro de Régimen Interior y Policía, José Luis Quiroga, descartó el domingo que el Gobierno intervenga la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) y afirmó que el trabajo de la fuerza del orden está destinada a "romper la cadena de violencia" generada en los Yungas por dirigentes apócrifos de esa institución.

 

"Hablan de intervención, descarto esa situación (...) no es una persecución política por el Gobierno, nada más falso (...), queremos pacificar la zona y romper la cadena de violencia de estos hechos promovidos por el sector de la dirigencia de Adepcoca que es apócrifa", dijo en entrevista con medios estatales.

El viceministro lamentó la "escalada de violencia" que se registra en la zona cocalera de los Yungas de La Paz, promovida -según dijo- por la dirigencia de Adepcoca que responde a Franklin Gutiérrez (detenido) y Sergio Pampa, además de un dirigente de apellido Layme.

Más allá de esa situación señaló que preocupa la "organización de grupos delincuenciales" que se dedican a dotar armas y dinamita para crear enfrentamientos entre comunidades y productores de coca con intereses económicos y de otra índole.

Manifestó que el asesinato por encargo del dirigente de La Asunta, Eduardo Apaza, fue el hecho que llevó la situación a un extremo, pues según el "sicario" quien fue aprehendido mencionó que fue contratado por un señor de apellido Chira y dos personas más, Bautista y Pampa, quienes proporcionaron el dinero para el crimen y serían los autores intelectuales.

Apaza fue asesinado con el disparo de un arma de fuego hace una semana cuando se encontraba en su vehículo cerca de su propiedad con su sobrina, a quien el sicario y su cómplice intentaron ahorcar, pero pudo huir del lugar.

Quiroga señaló que según denuncias recibidas se conoce que personas de la directiva de Adepcoca realizaron recorridos por comunidades tales como Arapata, Coripata donde efectuaron asambleas y distribuyeron dinamita para generar enfrentamientos entre comunidades, cuyo reporte se tiene de al menos cuatro lugares.

Agregó que en la comunidad Marcapata, de la cual es oriundo Pampa, se intentó lo mismo, pero fue rechazado por gente de base que no estaba dispuesta a bloquear y defender el mercado de Adepcoca.

La autoridad indicó que en Adepcoca corresponde la elección de nuevos representantes para cuyo cometido el dirigente de apellido Chamiso emitió una convocatoria frente a los intereses de otros dirigentes que se anteponen al dolor y luto de la familia cocalera. 

"Ya es un hecho que va más allá de oposición política, raya en lo que es lo delincuencial", expresó.

MUERTE POR PUÑALADAS

Un informe preliminar de la Policía da cuenta que la muerte del cocalero Miguel Coico de 23 años de edad, quien fue victimado el sábado, con un arma blanca en la comunidad Trinidad Pampa, municipio de Coripata, en los Yungas de La Paz, responde a disputas entre familias, indicó el domingo el viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga.

"Reportan el fallecimiento de Miguel Coico de 23 años que hubiese sido herido por un arma blanca (...) En el reporte preliminar se hacía mención que era una disputa entre dos familias, reitero es una información preliminar que se nos pasa, pero confiamos que se nos haga llegar un informe más formal por parte la FELCC", dijo en una improvisada conferencia de prensa.

Quiroga explicó que, a raíz de esas disputas, además fueron heridas dos personas, una de ellas de sexo femenino que tiene heridas de gravedad y fue llevada al hospital de Coroico, mientras que la víctima es velada en la plaza de Coripata.

La autoridad agregó que se realizan las gestiones con grupos que todavía se encuentran con el control del sector, para que permitan el ingreso de efectivos de la Policía a fin de pacificar la zona, pero también de un fiscal y un médico forense, para que realice la correspondiente autopsia de ley.

Dijo que la quema de las casas que ocurrió en esa comunidad obedece a diferencias entre grupos, uno que responde a la actual dirigencia de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) y otro al disidente.

Enfatizó que si se tiene testigos que identificaron a los autores del crimen, la fiscalía deberá tomar las declaraciones a los acusados y proceder de acuerdo con lo que determine la autoridad jurisdiccional, pero reiteró que primero se debe permitir el ingreso de investigadores de la FELCC y del fiscal asignado para que realicen las pericias que correspondan.

Recordó que no es la primera vez que se presentan ese tipo de hechos violentos en Trinidad Pampa puesto que con anterioridad grupos de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar) fueron emboscados e incluso secuestrados porque encontraron pozas de maceración de droga.

"Vamos a pedir que se haga un trabajo minucioso en la zona para identificar estas pozas de maceración y hallar a los autores del hecho", precisó.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 96 veces

Visitantes en linea

Tenemos 59 visitantes y ningun miembro en Línea

13764360