Trinidad Pampa vive momentos de nerviosismo, hay un muerto debido a enfrentamientos

Pobladores de la comunidad de Trinidad Pampa, en los Yungas de La Paz, viven momentos de zozobra y nerviosismo por los graves incidentes que se registran en la zona entre productores de coca, donde denunciaron que una persona murió y dos resultaron heridas ayer producto de un ataque que atribuyeron al sector de productores de coca afines al Movimiento Al Socialismo (MAS).

 

Según el secretario general de la central agraria de Trinidad Pampa, Gabriel Escobar, el hecho sucedió aproximadamente a las 19:00 en cercanías del poblado, cuando tres jóvenes que serían parte de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) de la regional Trinidad Pampa fueron atacados por varios individuos, uno de ellos con arma blanca.

Producto del ataque, el joven Miguel Coico falleció, mientras que Tatiana Coico y Héctor Coico resultaron heridos, relató el dirigente Escobar.

Los Yungas está de luto y la Policía toma la región. El dirigente Celestino Coico, en contacto con este medio, confirmó el deceso. “Lamentamos el fallecimiento del compañero Miguel Coico a manos de estos asesinos”, enfatizó.

El representante informó que el hecho se suscitó momentos previos a la reunión que convocó para tratar el estado de emergencia en la región, después que encontraron el jueves pasado una poza de maceración de cocaína en el municipio.

“Yo como dirigente estaba convocando a una reunión y en esos instantes en la calle les habían esperado con cuchillos y a nuestros compañeros y compañeras les han apuñalado”, relató.

Uno de los familiares de las víctimas, entre sollozos relató que los heridos y la víctima fatal son de una misma familia.

“Los estaban esperando con machetes y cuchillos y han asesinado a uno de ellos, Miguel Coico”, relató consternado.

Asimismo, informó que los heridos son Héctor Coico y Tatiana Coico, los que fueron trasladados hasta el Hospital de Coroico con graves lesiones en sus cuerpos.

Entretanto, uno de los productores de coca informó que la noche de ayer se trasladaban hasta Trinidad Pampa, por lo menos 25 camionetas que transportaban policías.

“Todo esto es por la política del Gobierno de Evo Morales que nos ha dividido. Ahora entre nosotros nos estamos matando y esta división ha empeorado desde su famosa Ley 906 (Ley General de la Coca)”, manifestó el dirigente Celestino Coico.

Son jornadas de temor, zozobra y angustia, relata un comunario. Los pobladores de Trinidad Pampa (Nor Yungas) no pasaron el largo feriado como el resto de los bolivianos ya que desde el jueves se declararon en estado de emergencia por las agresiones que sufrieron de los policías que llegaron al lugar con gases y atropellos contra varones, mujeres y ancianos, y ante el anuncio de la presencia de un nuevo grupo, los comunarios bloquean los accesos al pueblo, informó.

El hecho comenzó el jueves de Corpus Christi cuando los cocaleros de Trinidad Pampa afiliados a la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) descubrieron una fosa de maceración de un grupo de cocaleros que encubría la producción de droga en el sector, producto del cual se produjo un altercado donde intervino la Policía.

Coico relató que durante la intervención policial, varios niños, ancianos y mujeres fueron afectados por los gases lacrimógenos. Las altas temperaturas del sector obligan a mantener puertas y ventanas abiertas, lo que facilitó que el agente químico ingrese a todas las viviendas del sector afectando a las personas más vulnerables. Incluso, el hospital del municipio colapsó por la demanda de pacientes.

Al respecto, el comandante departamental de la Policía de La Paz, Jorge Pizarro, aseguró que los 50 guardias que se trasladarán a Trinidad Pampa son parte de un grupo de “pacificación” y que su única misión es evitar futuros conflictos.

Sin embargo, pobladores desconfían de la Policía, porque el jueves pasado habrían agredido físicamente a los dirigentes que denunciaron la fosa de maceración de cocaína, y no hicieron nada contra los narcotraficantes que operan en el sector.

Coico aseguró que no permitirán más atropellos y abusos de los uniformados en Trinidad Pampa, como una primera medida de seguridad decidieron bloquear los dos ingresos principales a la población (Coroico y Coripata), además de realizar una constante vigilia.

La susceptibilidad de los comunarios es constante, el enfrentamiento con la Policía, según relata Coico, se refleja en miedo de los pobladores que caminan tímidamente en la plaza principal, aseguró que la gente del sector es pacífica, amable y nunca habrían sido golpeados de esa manera y menos gasificados.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 301 veces

Visitantes en linea

Tenemos 36 visitantes y ningun miembro en Línea

13764086