En Nicaragua, gobierno ordena traslado de "presos políticos" a cárceles comunes

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) denunció este viernes que al menos 15 "presos políticos" han sido mezclados con reos comunes en Nicaragua, en momentos en que el Gobierno y la oposición comparan listas para la liberación de los primeros.

 

"Los dos días pasados, miércoles y jueves de esta semana, han venido familiares de los presos políticos a denunciar que por lo menos 15 fueron extraídos de sus celdas y pasados a celdas comunes", dijo la asesora legal de la CPDH, Carla Sequeira, en conferencia de prensa.

La preocupación de la CPDH consiste en que el Gobierno de Nicaragua podría estar interesado en impedir la libertad de algunas de las personas arrestadas por protestar contra el presidente Daniel Ortega.

El traslado de "presos políticos" ocurre en la mayor cárcel de Nicaragua, "La Modelo", ubicada en la zona Pacífico del país.

Al trasladar hacia las celdas de reos comunes a los "presos políticos", estos podrían no aparecer en la lista de liberación que el Gobierno y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia entregarán al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para ejecutar la excarcelación, según la CPDH.

Otra posibilidad es que, aun si aparecieran en la lista, al no encontrar a los "presos políticos" en las celdas destinadas para ellos, el CICR no ejecute sus liberaciones, de acuerdo con la organización humanitaria.

Al menos 809 personas se mantienen con algún tipo de régimen carcelario en Nicaragua por participar en protestas contra el presidente Daniel Ortega, según estimaciones de la alianza, mientras que el Gobierno no ha actualizado sus datos desde hace varios meses, tras haber reconocido 340.

La semana pasada el Gobierno anunció que liberaría a todos los "presos políticos" en un plazo máximo de 90 días, pero hasta ahora no ha informado de ninguna liberación y, por el contrario, organismos humanitarios reportan que los arrestos continúan.

La crisis ha dejado unos 325 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); mientras algunos organismos humanitarios de Nicaragua cuentan 561; y Ortega reconoce 199.

Los nicaragüenses que se oponen al Gobierno exigen la renuncia Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, tras casi 12 años en el poder de forma consecutiva.

El proceso de aplicación de la Carta Democrática Interamericana está abierto para Nicaragua en el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), por rompimiento del orden constitucional.

 

La CIDH ha señalado al Gobierno de Nicaragua por crímenes "de lesa humanidad".

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 143 veces

Visitantes en linea

Tenemos 102 visitantes y ningun miembro en Línea

13929159