Continúan dudas sobre explosión en Huanuni

Las investigaciones realizadas por la Policía y la Fiscalía aún no esclarecen las causas de la explosión que se registró el miércoles al interior de la mina en Huanuni y persiste la duda sobre si la detonación que le quitó la vida a ocho personas y dejó al menos 15 heridos se trata de un accidente o un atentado.

 

Hasta ayer, en varias entrevistas de medios de comunicación; el ministro de Gobierno, Carlos Romero, afirmó que aún no se tiene una hipótesis y que tampoco se descarta ninguna.

Recordó que en el caso de las explosiones del 11 y 13 de febrero, en el mismo departamento, se trabajaron con base en más de 12 hipótesis, “desde las más descabelladas” relacionadas a temas de ritos y ofrendas religiosas.

“Estamos considerando absolutamente todas las hipótesis, obviamente el curso investigativo hace la Policía y los expertos se inclinan por algunas hipótesis y se descarten otras”, señaló Romero en declaraciones al programa Hablamos Claro de Bolivia TV.

RECOLECCIÓN DE ELEMENTOS

Detalló que se recolectaron varios elementos del lugar del siniestro, los que serán sometidos a pruebas de laboratorio y abundante registro fotográfico, se analiza las cámaras de video vigilancia de la bocamina, toma de declaraciones, la elaboración de una planimetría, entre otros elementos.

Romero detalló que, según los testigos, luego de las explosiones no se vio acciones sospechosas ni se identificó a nadie.

Al momento, tres viceministros, además de un equipo multidisciplinario de la Policía, se trasladaron hasta Huanuni para coadyuvar en las labores investigativas.

ESTADO DE HERIDOS

De las 12 personas heridas; tres están en terapia intensiva en Hospital Obrero de Oruro; tres en terapia intermedia, seis con diferentes grados de lesiones y tres heridos leves con policontusiones.

Por su lado, el fiscal departamental de Oruro, Mario Rocha, informó que la comisión de fiscales y peritos acelera la investigación a pedido de los directivos de la Empresa Minera Huanuni.

“A pedido de la gerencia de Huanuni, toda vez que día que es una gran pérdida económica para Huanuni, se está haciendo inmediatamente las pericias para luego sacar la volqueta y no teniendo más elementos más que colectar, continuará el normal trabajo en dicha empresa”, declaró el fiscal de Oruro a la agencia estatal de noticias.

Detalló que por ahora, se centran en la recepción de declaraciones de los trabajadores que estaban en la volqueta, “quienes son los testigos presenciales y pueden dar mayores detalles y luces”, agregó.

PLAZO DE INVESTIGACIÓN

Explicó que la etapa preliminar de la investigación es de 20 días y puede ser ampliada hasta 80 días.

En la víspera, se culminó con las autopsias a los fallecidos, para luego entregar los restos a los familiares. El informe forense indica que los cuerpos de las ocho víctimas presentan lesiones múltiples con amputaciones traumáticas en miembros, tórax y abdomen, por artefacto explosivo en investigación.

Los cuerpos de los ocho trabajadores fallecidos fueron velados en el coliseo cerrado de Huanuni y ayer fueron llevados a su última morada, en camposantos de Huanuni y Llallagua, según reportes desde Oruro.

En Llallagua fue enterrado Roberto López Torrejón, oriundo de este lugar situado en el norte de Potosí. En vida, según cuentan sus familiares, pidió a sus hijos que si algún día le pasaba algo lo sepultaran en su tierra. Trabajaba desde hace 11 años en la Empresa Minera Huanuni y dejó ocho hijos en la orfandad.

 

El miércoles por la tarde, el dirigente de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, acusó a los ‘jukus’ (ladrones de minerales) de estar detrás de la explosión y de generar una pérdida mensual de 2 millones de dólares. A su vez, este jueves, el ministro de Minería, César Navarro, bajó esa cifra a 1 millón.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 48 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 53 visitantes y ningun miembro en Línea

12310946