Consternación en el mundo por el incendio de Catedral de Notre Dame en Francia

Este lunes 15 de abril se desató un incendio en la histórica Catedral de Notre Dame de París en Francia, hecho que consterno al mundo. Es una de las reliquias más antiguas del planeta.

Según informa el diario Le Figaro, el incendio se habría iniciado en un andamio. Los bomberos, que evacuaron el emblemático templo, aún no han determinado la gravedad del siniestro.

Un portavoz de la Iglesia dijo que el fuego se habría iniciado alrededor de las 6:50 p.m., hora local. Como resultado del incendio, la aguja del templo de 93 metros de altura y 750 toneladas de peso, colapsó y cayó sobre el monumento.

Citando a la agencia Reuters, el diario Le Figaró informa que el techo de la catedral se ha derrumbado por completo.

De acuerdo a Laurent Nunez, Secretario de Estado del Ministro del interior, no habría heridos como resultado del incendio en la catedral.

En su cuenta de Twitter, la prefectura de policía pidió "evitar el sector y facilitar el paso de los vehículos de seguridad así como la intervención" de las fuerzas del orden.

De otro lado, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, escribió que "los bomberos están tratando de sofocar las llamas. Nos hemos movilizado al lugar en estrecha colaboración con la @dioceseParis (Arquidiócesis de París). Invito a todos a respetar el perímetro de seguridad".

Colombe Brossel, teniente alcalde de París, explicó asimismo que "se ha abierto inmediatamente una sala de crisis en el hôtel de ville", para hacer frente a esta situación.

La alcaldía también ha decidido evacuar al casi millar de personas que vive en la llamada "Ile de cité", la zona de la ciudad donde está la catedral.

Por su parte, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, afirmó: "Notre Dame de París azotada por las llamas, La emoción de toda una nación. Pienso en todos los católicos y en todos los franceses. Como todos nuestros compatriotas, estoy triste esta noche por ver quemarse esta parte de nosotros".

La oficina del fiscal de París informó que se acaba de abrir una investigación para conocer las causas del incendio.

En 2017, un vocero de la catedral explicó que se necesitaba más de 100 millones de dólares para restaurar el emblemático templo, porque algunas de sus zonas ya estaban muy deterioradas. Los trabajos comenzaron en julio de 2018.

Le Figaró informó además que, como parte de los trabajos de restauración, el jueves 11 de abril se sacaron de la aguja ahora colapsada, 16 estatuas de cobre, que así se salvaron del incendio. Estas estatuas de 3 metros de alto y que pesan unos 250 kilos cada una, iban a ser reinstaladas en la aguja en el año 2022.

La Catedral de Notre Dame de París es la sede de la Arquidiócesis de la capital francesa. Es uno de los templos góticos más famosos del mundo. Fue construido entre los años 1163 y 1345.

Está rodeado por las aguas del río Sena y está dedicado a la Virgen María. Notre Dame significa Nuestra Señora en español.

El rector de la Catedral de Notre Dame de París, Mons. Patrick Chauvet, informó que la Santa Corona de Espinas y la túnica de San Luis, rey de Francia, lograron ser salvadas del incendio que este 15 de abril devastó la emblemática iglesia francesa.

Así lo indicó el sacerdote según informaron diversos medios franceses que siguen el desarrollo del incendio, ocurrido este Lunes Santo a las 6:50 p.m. (hora local).

“Estoy muy conmovido”, dijo Mons. Chauvet en declaraciones recogidas por el diario Libération. “Es un monumento que tiene 855 años. Hemos visto colapsar la aguja mientras estaba en restauración”, agregó.

La reliquia de la corona de espinas colocada sobre la cabeza de Cristo antes de ser crucificado consiste en un anillo de juncos unidos por hilos de oro, con un diámetro de 21 centímetros, sobre los cuales se encontraban las espinas que fueron repartidas a lo largo de la historia por los emperadores bizantinos y los reyes de Francia.

Desde 1896 la corona se conserva en un tubo de cristal y oro, cubierto con un marco perforado que representa una rama de un árbol.

La túnica de San Luis es un manto que supuestamente perteneció al rey Luis IX, que vivió entre 1214 y 1270, un monarca europeo que participó en una de las cruzadas para recuperar Jerusalén.

Entre otros tesoros que custodia la Catedral de Notre Dame también están uno de los clavos con los que se crucificó a Cristo y un fragmento de su cruz.

 

David Izzo, embajador de Francia en El Salvador, indicó en su cuenta de Twitter que los bomberos señalaron que el trozo de madera de la cruz de Cristo también fue salvado.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 206 veces

Visitantes en linea

Tenemos 305 visitantes y ningun miembro en Línea

14224052