Frenan en Venezuela un levantamiento de efectivos de la Guardia Nacional, siguen las protestas

Un grupo de militares venezolanos que se habían sublevado durante la madrugada del lunes contra el presidente Nicolás Maduro, en un cuartel de Cotiza (norte de Caracas) terminaron presos, en una situación aún confusa.

 

Sin embargo a esta hora de la tarde, se extienden las protestas contra Maduro en barrios de Caracas tras sublevación militar

Además de Cotiza, los vecinos de Los Mecedores y Puerta Caracas han tomado las calles para protestar contra el régimen de Nicolás Maduro mientras son reprimidos por la policía

Vecinos de los barrios caraqueños de Los Mecedores y Puerta Caracas tomaron las calles este lunes para protestar contra el régimen del presidente Nicolás Maduro, horas después de que se pusiera fin a una sublevación militar de un grupo de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en el barrio de Cotiza.

Los manifestantes impiden el paso de vehículos con escombros, basura y llantas quemadas, mientras entonan consignas y hacen sonar sus cacerolas.

"Nosotros queremos una Venezuela libre, salud para los niños que se están muriendo. El sueldo no alcanza para nada, no tenemos medicinas ni luz; el país se está destruyendo y nos quieren exterminar", dijo Daisy Benítez, habitante del sector.

La Policía Nacional Bolivariana (PNB) llegó a Los Mecedores y empezó a disparar gases lacrimógenos contra los manifestantes.

En un video publicado por TV Venezuela se observa también a los uniformados disparando en contra de los edificios.

Más temprano, los vecinos de Cotiza también tomaron las calles para manifestar en apoyo al alzamiento militar contra Maduro producido en la madrugada de este lunes.

En la base de la GNB de Cotiza las autoridades detuvieron a 27 militares de la Guardia Nacional que llamaron a desconocer al régimen de Maduro y pidieron a los venezolanos tomar las calles en respaldo a su acción.

En la madrugada los sublevados tomaron cautivo a un capitán a cargo y se trasladaron en dos vehículos hacia la barriada pobre de Petare en el este de la ciudad, donde robaron un lote de armas en un destacamento de seguridad urbana.

Los agentes fueron detenidos horas más tarde en un puesto de Guardia Nacional en Cotiza, una barriada pobre cercana al palacio de gobierno. La Fuerza Armada indicó en un comunicado que todas las armas habían sido recuperadas y los amotinados fueron capturados.

El gobierno afirmó que el incidente fue motivado por "oscuros intereses de la extrema derecha", a la que acusa de intentar comprar la lealtad militar.

Según la versión de las Fuerzas Armadas, "a las 2.50 (hora local) un reducido grupo de asaltantes adscritos al comando de zona número 43 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), traicionando su juramento de fidelidad a la patria y sus instituciones, sometió al capitán Gerson Soto Martínez, comandante del puesto de coordinación policial Macarao".

Desde allí "se desplazaron en dos vehículos militares, luego irrumpieron contra la sede del destacamento de seguridad urbana ubicado en Petare, sustrayendo un lote de armas de guerra y secuestrando bajo amenaza de muerte a dos oficiales y dos guardias nacionales".

El grupo se dirigió luego a la localidad de Cotiza, donde grabaron videos que hicieron circular en las redes sociales, en los que dijeron desconocer a Maduro y pidieron el respaldo de la población.

"Aquí está la tropa profesional de la Guardia Nacional en contra de este régimen al cual desconocemos completamente, necesito el apoyo de ustedes, salgan a las calles", dijo un hombre que se identificó como sargento de ese cuerpo, en uno de los videos grabados dentro del puesto de Cotiza, donde se observaba a un pequeño grupo de militares armados.

"Ustedes querían que prendiéramos la mecha, aquí la estamos prendiendo (...) Estamos en lucha con ustedes por Venezuela", declaró.

El llamamiento de Figueroa y sus hombres sin embargo suscitó una tímida respuesta. Un grupo de habitantes de San José de Cotiza apenas salieron a la calle a hacer un cacerolazo y, según el diario venezolano 'El Nacional', fueron rápidamente reprimidos con gases lacrimógenos.

Poco después, el ejército anunció que "los delincuentes fueron rendidos y capturados en la sede de la unidad especial de seguridad Waraira Repano, en Cotiza, a donde se habían dirigido encontrando firme resistencia por parte de los oficiales y tropas profesionales allí acantonados".

"En los actuales momentos (los detenidos) se encuentran brindando información de interés a los organismos de Inteligencia y al sistema de justicia militar". "A estos sujetos se les aplicará todo el peso de la ley", se informo en un comunicado.

El levantamiento, por otro lado, estuvo acompañado por disturbios en un barrio pobre a pocos kilómetros del palacio presidencial en Caracas el lunes.

El ejército dijo que los oficiales sublevados guardias fueron motivados por grupos de extrema derecha y que todas las armas ya fueron recuperadas.

 

"La Fuerza Armada Nacional Bolivariana rechaza categóricamente este tipo de actos, que con toda seguridad están motivados por oscuros intereses de la extrema derecha", señaló el comunicado.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 97 veces

Visitantes en linea

Tenemos 91 visitantes y ningun miembro en Línea

13240031