CIDH rechaza el indulto de Kuczynski a Fujimori

 

 

 

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó este jueves “su profunda preocupación” por la decisión del presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski de otorgar un indulto humanitario al exdictador Alberto Fujimori, condenado a 25 años de prisión por graves violaciones a los derechos humanos. 

 

 

“La Comisión expresa su preocupación, porque el indulto a Alberto Fujimori no cumple con requisitos legales fundamentales, como tampoco con elementos del debido proceso legal e independencia y transparencia de la junta de evaluación técnica”, expresa la CIDH en un comunicado.

 

La CIDH cuestiona, por ejemplo que el “médico particular del sentenciado” haya participado en la Junta Médica, en alusión a Juan Postigo, cuya presencia en el equipo fue reconocida hace dos días por el viceministro de Justicia, Juan Falconí.

 

“La participación del médico particular del sentenciado en la Junta Médica que realizó el informe que aconseja el indulto viola flagrantemente el requisito de independencia y objetividad de esta junta”, indica.

 

El órgano internacional refiere que el indulto presidencial, efectivamente, es una potestad constitucional discrecional del presidente de la República, pero que debe estar regida por principios constitucionales y normas internacionales de derechos humanos.

 

En ese sentido, la comisión expone que la existencia de enfermedades no terminales graves demandarían la transferencia del sentenciado a dependencias hospitalarias por el tiempo que su salud lo requiera, pero no el indulto, pues con ello se está perdonando las penas y creando impunidad para las víctimas.

 

“La decisión también desconoce el principio de la proporcionalidad entre el perdón de la pena y la gravedad de los delitos de lesa humanidad. Los crímenes contra la humanidad son aquellos que ofenden los principios generales del derecho y se convierten en una preocupación de la comunidad internacional, constituyendo una gravísima ofensa a la dignidad humana y una negación flagrante de los principios fundamentales consagrados en las Convención Interamericana sobre Derechos Humanos, por lo que no deben quedar impunes”, agrega.

 

En otro momento, la CIDH recordó que en 2011, la Corte Interamericana de Derechos Humanos encontró que los crímenes perpetrados en el caso La Cantuta constituyen crímenes de lesa humanidad. De la misma manera, en 2001, en el marco del caso Barrios Altos, la Corte clasificó los hechos como graves violaciones a los derechos humanos. 

 

Bajo este argumento, la CIDH expresa su profunda preocupación “porque al suprimir los efectos de sentencias condenatorias referidas a crímenes de lesa humanidad y graves violaciones de derechos humanos en beneficio de Alberto Fujimori, el Estado peruano incumplió con las disposiciones de las sentencias de la Corte Interamericana y desconoció sus obligaciones internacionales”. “El otorgamiento del indulto a Alberto Fujimori no toma en cuenta las particularidades de los crímenes de lesa humanidad, ni el derecho a la justicia de las víctimas y sus familiares”, asevera.

 

Finalmente, el órgano autónomo de la OEA anunció que actuará junto a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para la realización de una audiencia pública de supervisión conjunta de cumplimiento de las sentencias dictadas en los casos La Cantuta y Barrios Altos.

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 172 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 57 visitantes y ningun miembro en Línea

12757566