Referéndum de Cataluña genera graves incidentes de violencia

Efectivos de la Policía Nacional y Guardia Civil española irrumpieron en numerosos centros de votación de la consulta, en la que más de 2 millones de electores se mostraron a favor de separarse de España. Un 90% de los votos emitidos correspondía al “Sí” (2.020.144), mientras que solo 7,8% (165.566) de las papeletas eran para el “No”. El presidente Mariano Rajoy desconoce resultados del referéndum

 

La Guardia Civil ha intervenido en el centro de votación de Sant Julia de Ramis (Girona) donde inicialmente tenía previsto votar el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en el referéndum independentista del 1-O suspendido por el Tribunal Constitucional.

Más de 840 personas “requirieron asistencia sanitaria” a raíz de las cargas policiales contra manifestantes que intentaban impedir el cierre de los centros de voto del referéndum de independencia en Cataluña, prohibido por la Justicia española, según informó ayer el gobierno regional catalán.

De un censo electoral de 5,3 millones de personas, se registraron 2,26 millones de papeletas, informó en rueda de prensa en Barcelona el portavoz de la Generalitat, Jordi Turull. Esto representa un porcentaje de participación del 42,3%.

El portavoz precisó que en 400 colegios electorales de los más de 2.300 previstos inicialmente no se pudo votar o contabilizar las papeletas por la intervención de la Policía Nacional y la Guardia Civil españolas.

Un 90% de los votos emitidos correspondía al “Sí” (2.020.144), mientras que solo 7,8% (165.566) de las papeletas eran para el “No”. Asimismo, se registró un 2% de votos en blanco y un 0,89% de votos nulos afirmó Turull.

Por otro lado, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, ha desconocido los resultados de la consulta, aseguran que “no ha habido un referéndum de autodeterminación en Cataluña”.

La intervención de las fuerzas del orden para impedir la realización del referéndum ilegal independentista en la región española de Cataluña causó ayer 844 heridos y contusionados, dos de ellos graves, según informaron las autoridades regionales.

El tribunal constitucional dispuso la cancelación del referéndum catalán, elemento ue sirve de argumento del Gobierno español para cuestionar la instancia.

Por su parte, el Ministerio español del Interior indicó que 19 policías y 14 guardias civiles también resultaron heridos al intervenir para retirar urnas e impedir la celebración del referéndum por orden de la Justicia, lo que generó momentos de tensión.

Las cargas policiales y otros incidentes provocaron heridos y contusionados de diversa consideración, uno de ellos por un pelotazo de goma en un ojo a las puertas de uno de los centros de votación de Barcelona, que se encuentra en estado grave en un hospital de la ciudad.

El otro herido grave, también hospitalizado en Barcelona, es un hombre de unos 70 años que sufrió una parada cardiorrespiratoria cuando la policía desalojaba un colegio electoral en la ciudad catalana de Lérida.

En los incidentes, la Policía Nacional y la Guardia Civil detuvieron a seis personas, una de ellas menor de edad, por resistencia, desobediencia y atentado a los agentes de la autoridad.

Según el Ministerio del Interior, los agentes se han visto “acosados, hostigados e incluso agredidos en numerosas ocasiones”. El Ministerio difundió varios vídeos en los que se aprecian episodios de acoso e insultos a policías y guardias civiles.

 

El Ministerio había pedido colaboración y respeto en los colegios electorales para que las fuerzas de seguridad puedan cumplir con la orden judicial de impedir de forma pacífica consulta, suspendida por el Tribunal Constituciona

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 130 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 18 visitantes y ningun miembro en Línea

12112963