Tres muertos en multitudinaria protesta en Venezuela

A punta de bombas lacrimógenas, fuerzas antimotines disolvieron ayer una gigantesca movilización contra el presidente de Venezuela Nicolás Maduro, en Caracas y otras ciudades del país, donde estallaron focos de violencia que dejaron tres muertos y alrededor de 400 detenidos.

 

Un adolescente de 17 años murió en Caracas y una joven de 23 en San Cristóbal (oeste), según la Fiscalía. Más tarde, se conoció del deceso de un efectivo de la guardia militariza de Venezuela, con lo que suman nueve fallecidos en tres semanas de protestas que exigen elecciones para sacar del poder a Maduro, a quien sus detractores acusan de hundir al país en una severa crisis económica y política.

Los dos primeros fallecieron por disparos de desconocidos en motocicletas. El joven en una clínica a la cual llegó herido de bala en la cabeza y la muchacha en una plaza cercana en una concentración de opositores, en circunstancias aún no esclarecidas. Sobre el guardia militar tampoco haía información precisa. 

Los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y manifestantes que les tiraron piedras y cócteles molotov estallaron con fuerza en una autopista y sectores del oeste de Caracas.

Además en San Cristóbal, capital de Táchira, también se reportaron choques en los estados Zulia, Carabobo, Mérida y Anzoátegui.

En lo que llamaron “la madre de todas las marchas”, la sexta en abril, los opositores salieron de unos 20 puntos de concentración, pero, como en movilizaciones anteriores, no lograron llegar al centro de Caracas, bastión chavista, donde se manifestaron miles de seguidores de Maduro.

El líder opositor Henrique Capriles recibió una lluvia de gases cuando se acercó a un bloqueo militar en la autopista Francisco Fajardo. Varios manifestantes huyeron lanzándose a las aguas negras del río Guaire.

Los opositores volvieron a la calle el 1 de abril luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) asumió competencias del Parlamento (único poder público controlado por la oposición), desatando una protesta diplomática internacional que dos días después hizo dar marcha atrás.

La oposición denunció esos fallos como un “golpe de Estado”, pero ese episodio la reanimó, recobrando cohesión y apoyo popular que perdió tras fracasar el año pasado su plan de revocar a Maduro en un referendo.

Estados Unidos rechazó ayer en la Organización de Estados Americanos (OEA) que promueva un “golpe de Estado” en Venezuela, denunciando acusaciones “infundadas e irrazonables” del gobierno de Caracas.

En una sesión del Consejo Permanente de la OEA, el vicecanciller venezolano Samuel Moncada acusó a Washington de orquestar contra su país “un golpe de Estado” articulando protestas antigubernamentales e iniciativas diplomáticas para aislar al país suramericano.

 

Pero el representante interino de EEUU, Kevin Sullivan, dijo que son “infundadas e irrazonadas” las acusaciones de “apoyo estadounidense a un golpe en Venezuela así como apoyo a manifestaciones violentas”. “Nada puede estar más lejos del caso”, añadió el diplomático.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 174 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 120 visitantes y ningun miembro en Línea