Piñera y Bolsonaro apuntan construcción de Corredor Bioceánico que excluye Bolivia

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, aseguró que junto a su homólogo electo del Brasil, Jair Bolsonaro, llegaron a un acuerdo para la construcción del Corredor Bioceánico que partirá desde el Puerto Murtinho (Brasil), y que continuará con Paraguay, seguirá la ruta por el norte de Argentina y culminará en tres puertos de Chile.

 

La noticia del presidente chileno la dio a conocer durante su visita el 1 de enero de 2019 en la posesión del mandatario brasileño en la ciudad de Brasilia. Aunque no precisó la fecha para la ejecución, de concretarse este acuerdo, Bolivia quedaría fuera de este anhelado proyecto.

En octubre del 2018, el consorcio suizo-alemán inspeccionó los avances del proyecto del Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración (CFBI) en territorio boliviano, determinaron que la habilitación del trazo férreo propuesto en el territorio nacional es la más factible, conveniente y avanzado, antes que cualquier otro proyecto propuesto. En aquella oportunidad, aseguraron que el consorcio trazará el proyecto de factibilidad para su concreción.

Sin embargo, la noticia del presidente chileno la dio a conocer durante su visita el 1 de enero de 2019 en la posesión del mandatario brasileño en la ciudad de Brasilia. Culminado el acto de posesión, Piñera sostuvo un encuentro de 15 minutos con Bolsonaro en un cóctel de ceremonia, la única reunión bilateral que agendó el mandatario brasileño.

Consorcio suizo-alemán instalará Base Operativa en Bolivia para avanzar en el tren bioceánico

"Brasil es país continente y por tanto un socio estratégico de Chile, vamos a fortalecer las relaciones con Brasil en todos los ámbitos. (El Corredor bioceánico) significará un enorme auge para Antofagasta, Iquique y Arica", aseguró.

Asimismo, Piñera dijo que lograron avanzar junto a Brasil en acuerdos de colaboración en materias de energías limpias y renovables, también en las nuevas tecnologías para aprovechar las aguas en el desierto chileno. Anticipó que Bolsonaro visitará Chile para concretar la realización de grandes proyectos.

En la posesión del dignatario brasileño, el canciller boliviano, Diego Pary, se refirió a los acuerdos comerciales bilaterales con Brasil y aseguró que "se han caracterizado por ser directas y transparentes". Asimismo, negó que con la política Bolsonaro, Bolivia hubiera quedado al margen del proyecto de construcción del Corredor Bioceánico.

“Brasil es Brasil”. Con esa frase, el Presidente Piñera ha resumido a su entorno en los últimos días el interés en las elecciones de ese país y, en particular, por el mandatario electo, Jair Bolsonaro, quien públicamente ha dicho que “admira” al jefe de Estado chileno.

Piñera fue uno de los primeros mandatarios que hablaron con Bolsonaro tras su triunfo. La agenda, según señalan en La Moneda, fue amplia.

En la conversación telefónica que sostuvieron ayer se abordó la eventual visita que hará a Chile como presidente electo, que sería la primera de Bolsonaro y que podría incluir a continuación un viaje a Estados Unidos para juntarse con Donald Trump; la eventual aprobación del TLC entre ambos países y un tema estratégico: priorizar la construcción de un corredor bioceánico entre el puerto brasileño de Santos, en el Atlántico, y las costas chilenas en el Pacífico.

Se trata de una carretera clave para las rutas comerciales mundiales: se calcula que podría reducir el tiempo de viaje del transporte comercial entre Asia y Brasil en hasta tres semanas. Y el camino pasaría, además de Brasil y Chile, por territorio paraguayo y argentino.

La ruta que Bolsonaro y Piñera miran con interés -según quienes conocieron el contenido de la conversación que sostuvieron ayer- no pasaría por Bolivia, país que sí es considerado en otras alternativas probables de corredores entre el Atlántico y el Pacífico.

De hecho, un proyecto de 2007 consideraba una ruta entre Santos -en Brasil- y Arica o Iquique, en el norte chileno, pasando por tierras bolivianas. Pero luego Evo Morales optó por descartar la posibilidad y, en vez de ello, concentrarse en un camino que terminaba en puertos peruanos.

 

Aunque no se conocen detalles de las rutas, hay dos antecedentes. El primero es que, en 2009, los gobiernos de Brasil, Chile y Argentina acordaron una ruta que iría entre Porto Alegre y Coquimbo. Pero el año pasado surgió una nueva opción -pensada en su origen para una vía férrea comercial- que va entre Santos y el puerto de Antofagasta.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 284 veces

Visitantes en linea

Tenemos 43 visitantes y ningun miembro en Línea

14492634