Conflicto de la basura en La Paz pone en riesgo salud de la población

Una marcha de personas de Alto Achachicala y comunarios de Patapampa exhibió por calles céntricas de la sede de Gobierno, su rechazo a la instalación del nuevo relleno sanitario. Los vecinos protestaron contra el proyecto municipal de implementación de un nuevo relleno sanitario para la ciudad de La Paz.

Para el alcalde de La Paz, Luis Revilla, existe un “boicot” contra el plan del nuevo relleno sanitario, debido a la marcha de supuestos vecinos de Achachicala y comunarios de Patapampa, quienes anunciaron que “no permitirán que se lleve la basura de la sede de Gobierno a Alto Achachicala”.

Ante el conflicto que evita que se desarrolle el proyecto y que “al parecer” busca nuevamente que La Paz se inunde de desechos, en franca amenaza a la salud pública, con el único fin “de hacer quedar mal a Revilla”; la autoridad anunció que “pedirá a Achocalla una ampliación del permiso de uso del depósito de Alpacoma que fenecerá el viernes 29 de marzo, en tanto la Gobernación cumpla los trámites de la licencia ambiental de los nuevos predios de Patapampa”, también agradeció una posible mediación del presidente Evo Morales.

El temor a la contaminación ambiental hace que varias regiones cercanas a La Paz rechacen los rellenos sanitarios, aunque el tema se maneja políticamente, según analistas. La urbe alteña y la ciudad de La Paz afrontan problemas por la basura, expertos recomiendan la industrialización para alivianar el conflicto, en el futuro.

Debido a que el exfundo “El Ingenio” del Distrito 13 de la urbe alteña es colindante a la comunidad Alto Achachicala, la representante de este sector, Verónica Villca, indicó que no permitirán que el Municipio de La Paz ingrese su basura, por el riesgo de salud que significa para los alteños.

De acuerdo con la representante del Distrito 13 de la urbe alteña, el exfundo El Ingenio, colinda con la comunidad de Alto Achachicala, por lo que el ingreso de basura al sector de La Paz, significaría la afección a la salud de los habitantes alteños, por lo que se han declarado en estado de emergencia, con la finalidad de no permitir esta actitud del Municipio de La Paz.

“Como es de conocimiento general y de acuerdo con el INRA, nosotros colindamos con la comunidad de Achachicala, porque estamos en las fronteras con ellos, por lo que nos vemos nuevamente sorprendidos, cuando quieren construir su botadero, cuando no existe ningún conceso de ninguno de los comunarios de este sector de La Paz, además esta decisión también nos afectaría a nosotros, en el tema de la contaminación ambiental”, explicó Villca.

De la misma forma, la representante de la comunidad El Ingenio, advirtió que continuar con este plan por parte del alcalde de La Paz, Luis Revilla, de ingresar sus residuos sólidos mediante sus carros basureros, estos vehículos serán retenidos y quemados, sin responsabilidad alguna, debido a que el depósito de basura en este sector de Achachicala, también significaría la afección a la salud de los alteños.

Otro de los motivos por el cual los comunarios del exfundo el Ingenio del Distrito 13 de El Alto, tomaron la decisión de no permitir la construcción de un botadero en su vecina comunidad, es que desde varios lugares como el cerro del Illimani y Jampaturi, existen vertientes de agua las que salen hasta la ciudad de La Paz, por lo que de lograr que se deposite basura en Achachicala, significa la contaminación de esta venas, que sería un daño ambiental, no solo para la sede de Gobierno, sino también para los alteños.

Revilla identificó a tres personas como los promotores del “grupos de choque” contra quienes —anunció— que se han presentado las demandas penales por los delitos de obstrucción de funciones públicas y por daños a bienes del Estado.

Al indicar que no existen argumentos técnicos, sociales ni económicos para oponerse al proyecto, el burgomaestre reiteró que el terreno para el nuevo relleno sanitario de 50 hectáreas está a 14 kilómetros de la ciudad y a 2,3 kilómetros de la Comunidad de Achachicala originario, donde hay algunas viviendas. “La norma dice que (el relleno) debe estar a más de un kilómetro y nosotros estamos al doble”, aclaró.

“Es muy bueno dilucidar también que se encuentra en una cuenca distinta a la de las represas de Hampaturi, Incachaca y Milluni”, sostuvo. Así, descartó cualquier afectación medioambiental como se había denunciado en los días precedentes.

El dirigente de base de Achachicala Alto, Roberto Poma, advirtió que el alcalde Luis Revilla no “consensuó” con los habitantes de esa región la instalación del nuevo relleno “que generará una gran contaminación”.

“Estamos marchando porque rechazamos el botadero que quiere instalar el alcalde Luis Revilla en la zona de Patapampa, porque va a haber un alto grado de contaminación”, dijo a los periodistas.

Con la finalidad de apoyar las medidas de protesta que adoptaron los comunarios de Alto Achachicala, sus similares de la urbe alteña, decidieron unirse a las marchas que se realizarán hasta que el Gobierno Municipal de La Paz, desista de esta actitud que significa un peligro para los habitantes de estas dos comunidades.

“Nosotros sabemos que tener un botadero en el lugar significa, la presencia de vectores como las moscas y la presencia de perros vagabundos, porque en la actualidad en El Ingenio, pasamos todos estos problemas y el continuo riesgo de salud de todos, por los olores constantes que tenemos que soportar, es por eso que un botadero más, como vecinos, ya es un verdadero peligro de contaminación ambiental, que no vamos a permitir”, indicó la dirigente de El Ingenio de El Alto.

Para Verónica Villca, en el momento si se dio esta posibilidad al Municipio de La Paz, es solo a causa de algunos malos dirigentes de Alto Achachicala, que acordaron a espaldas del resto de los comunarios, porque no representanta a todos.

De esta forma la dirigente Villca, desafió a un debate público a las autoridades del Municipio de La Paz, así como a los mismos dirigentes de la comunidad de Achachicala, que aceptaron que este sector de la sede de Gobierno se convierta en un botadero y que significará un verdadero peligro para la salud sus habitantes.

En semanas pasadas, los habitantes de Mallasa, Mecapaca y otras zonas colindantes también rechazaron la instalación de un relleno sanitario en ese sector, ellos consideran que es dañino para la tierra, los cultivos y todo el sector en general, el ofrecimiento se hizo de forma inconsulta por el Alcalde de Mecapaca y los pobladores repudiaron el intento.

La región de Río Abajo mantiene su estado de emergencia por la intención de contaminar toda esa zona que queda al sur de la ciudad de La Paz.

Mientras tanto, el alcalde de La Paz, Luis Revilla, denunció ayer que dirigentes y autoridades vinculadas al MAS boicotearon las tareas realizadas por la comuna y la Gobernación paceña para la instalación del nuevo relleno sanitario en la zona de Alto Patapampa.

Ante esto, la autoridad anunció que se presentaron demandas contra estas personas por obstrucción de funciones públicas y daños a bienes del Estado.

 

Revilla indicó que los responsables de alentar acciones de acoso y agresiones en contra de los funcionarios y de ocasionar daños en los vehículos de ambas entidades autónomas, este fin de semana, son el presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de La Paz, Jesús Vera, la asambleísta departamental por el MAS, Fabiola Almanza y Eliser Roca, exdirector de Comunicación en la gestión del exalcalde de El Alto, Édgar Patana.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 116 veces

Visitantes en linea

Tenemos 138 visitantes y ningun miembro en Línea

13441124