Una intensa lluvia y granizada provoco varios desastres en Sucre - Bolivia

Arrastre de vehículos, inundaciones de viviendas, desprendimiento de cables de energía y apagones de luz fueron algunas consecuencias de la intensa lluvia y granizada que anoche generó zozobra en una treintena de sectores en Sucre.

Mientras duró la tormenta eléctrica, vecinos de distintos puntos de la ciudad reportaron cortes de luz, que se extendieron de media hora a una hora. En el ingreso al barrio Los Tarcos cables energizados se soltaron, al igual que en la calle Ayacucho, generando alarma, según los testimonios.

Ante el elevado número de llamadas de auxilio, se movilizaron 30 unidades operativas interinstitucionales que atendieron en 30 sectores.

El alcalde Iván Arciénega, que se sumó a las operaciones de emergencia, informó que las dos cuadrillas desplazadas por la Compañía Eléctrica Sucre S.A. (Cessa) resultaron insuficientes para atender la gran cantidad de casos presentados.

Varios conductores de vehículos entraron en pánico por las riadas que se formaron en varias vías a consecuencia de la lluvia, debido a que amenazaban con llevarse sus motorizados, según informó el director de Tránsito, coronel Jorge Tellería. No se registraron personas heridas a causa de esos arrastres.

En imágenes compartidas en redes sociales se observa cómo los motorizados son arrastrados, mientras los conductores intentan sortear el agua acumulada y finalmente chocan con objetos fijos, como sucedió con una caseta frente al Hospital Universitario.

Según un informe preliminar, la Dirección Municipal de Riesgos atendió inundaciones en viviendas de las calles Calvo, Manuel Sánchez, Gregorio Pacheco, Valentín Abecia, Canelas, René Moreno y Cimaco. Hubo anegamientos en el hospital San Pedro Claver, Aldeas Infantiles SOS y las canchas de Garcilazo.

En el hospital Santa Bárbara hubo un corte de energía de 20 a 50 minutos que afectó a diferentes salas, pero no así a los servicios de urgencia.

En las zonas Max Toledo, San Juanillo, Eduardo Berdecio y calle Suipacha se registró taponamiento de bocas de tormenta, y colapsó una cornisa en Alto San José.

Arciénega afirmó que estos últimos incidentes se sumarán a la presentación de la declaratoria de desastre que ratificará esta semana, y que luego debe ser presentada al Concejo Municipal.

Los números de emergencia que habilitó la Alcaldía son el 114 y el 80013100.

 

Con la experiencia de anoche y esta madrugada, el Gobierno Municipal y la Policía oficializarán hoy su apuesta a retomar el trabajo conjunto para la atención de emergencias.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 647 veces

Visitantes en linea

Tenemos 57 visitantes y ningun miembro en Línea

14046338