En Bolivia se calcula la existencia de 15 mil hectáreas de coca y hay más familias que se dedican al cultivo de este producto

Según datos proporcionados, por la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (Unodc), en Bolivia se tenía un excedente de 25.500 hectáreas; el 2019 se tenían más de 21.000 hectáreas, pero ahora, superarían las 32.000 mil hectáreas, lo que significa que muchas más familias se dedican al cultivo se la coca.

De acuerdo a las estimaciones de la Unodc, hay un incremento significativo que podría deberse por diferentes razones, una de ellas es que durante el gobierno transitorio no se llevaron a cabo correctamente los trabajos de erradicación. “Esto se traduce en aumento de los cultivos, muchas familias migraron de la ciudad al campo, sin control social; ha sido abandonado el modelo de la erradicación”, manifestó el representante de la Onudc en Bolivia, Thierry Rostan.

El representante de la Onudc señaló ayer que durante la época dura de pandemia se incrementó el cultivo de la hoja de coca en Bolivia, ya que las familias sembraron sin ningún control social.

El personero de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (Unodc) participó ayer junto al presidente Luis Arce y otras autoridades del acto de inicio de la erradicación y racionalización de los cultivos excedentarios de coca, gestión 2021, en Chimoré.

Rostan manifestó también que la meta trazada por el Gobierno este año, de erradicar 9 mil hectáreas (principalmente en reservas naturales y áreas protegidas), es satisfactoria, pero puede que no sea una cantidad suficiente, ya que no se cuenta con las cifras oficiales de la coca excedentaria. El incremento real de los cultivos se conocería en junio próximo.

El presidente Arce dijo que el modelo de control fue interrumpido por el gobierno de Jeanine Áñez y lo ocurrido en 2020 “no puede volver a ocurrir y que no se puede permitir que a nombre de la erradicación de coca y lucha contra la pandemia se ponga en riesgo la vida de los productores de coca”.

Manifestó que se profundizará el modelo de erradicación, porque “no puede haber libre cultivo de coca, pero tampoco coca cero. Se mantendrá lo que dicta la ley, por lo que no se permitirá que exista coca en áreas no autorizadas”, enfatizó.

Por su parte, el presidente del Senado y dirigente de los productores de coca del Chapare, Andrónico Rodríguez, señaló que en el trópico cochabambino existe un excedente de 7.700 hectáreas distribuidos en 970 sindicatos, en cambio en los Yungas, se tiene un excedente de 14.300 hectáreas.

“Con el pasado Gobierno hubo un modelo de abuso y violencia, esto provocó el aumento de la coca”, agregó, además de lamentar la falta de mantenimiento de los seis helicópteros destinados a la erradicación de coca.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 533 veces

Visitantes en linea

Tenemos 98 visitantes y ningun miembro en Línea