El Gobernador de Cochabamba, Iván Canelas en franco tráfico de influencias e incumplimiento de deberes y tipificado como un acto de corrupción, favoreció a uno de sus familiares en la adjudicación de una obra que demanda más de 10 millones de bolivianos, según la versión del asambleísta Mario Orellana.

Publicado en REPORTAJES
Página 2 de 2
14224252