Concejalas de Tiquipaya son amenazadas de muerte por denunciar actos de corrupción en la alcaldía

Concejales de Tiquipaya, ayer denunciaron que fueron amenazadas de muerte y perseguidos políticamente por denunciar actos de corrupción en la alcaldía municipal, conducida por el alcalde Juan Carlos Angulo.

 

La presidenta del Concejo Municipal de Tiquipaya, Margarita Siles, aseguró que recibió amenazas de muerte por denunciar irregularidades en la alcaldía. “Me persiguen diariamente con gente desnocida. Parece que contrato antisociales para hacernos daño, pese a ellos seguiremos denunciando mas actos ilícitos cometidos en la alcaldía”, recalco.

Ayer las concejalas Consuelo Gómez e Irma Sejas se crucifican en Tiquipaya, denunciando que las autoridades encargadas de velar los recursos del Estado, están protegiendo alcalde Juan Carlos Angulo y funcionarios involucrados en  varios hechos irregulares.

Las legisladoras indicaron que tomaron esa determinación ante las constantes amenazas en su contra. Asimismo, denunciaron que son víctimas de acoso político. Exigieron celeridad en los procesos de presunta corrupción que le iniciaron al alcalde Juan Carlos Ángulo, en el Ministerio Público. Ambas legisladoras están en una huelga de hambre, desde el martes por la noche.

Sejas cuestionó que pretendan validar una nueva directiva, en su parecer, para evitar la fiscalización. “Están listos 27 juicios más contra el Alcalde y por eso quieren callarnos. Tienen miedo de ir a prisión, pero nuestro compromiso es con el pueblo”.

Seis de los nueve concejales determinaron posesionar a un nuevo directorio a la cabeza del concejal del Movimiento Al Socialismo (MAS) José Sánchez, el jueves pasado. La elección se hizo en ausencia de las tres autoridades que presidían el Órgano Deliberante.

Margarita Siles del MAS, Consuelo Gómez de los Demócratas e Irma Sejas del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), fungieron en la directiva como Presidenta, Vicepresidenta y Secretaria (respectivamente), desde diciembre de 2018. “Pedimos respeto a las autoridades mujeres y a la democracia”, señaló Sejas.

A pesar del intento por desactivar los conflictos, en Tiquipaya sigue la pugna por el Concejo Municipal entre la bancada del MAS, el MNR y los Demócratas. 

Las concejalas Consuelo Gómez  (Demócrata) e Irma Sejas (MNR) se declararon en huelga de hambre y crucificaron exigiendo que la Fiscalía actúe. Argumentaron que hay indicios de la existencia de actos ilícitos en el Ejecutivo.

Al respecto, la concejala Margarita Siles (MAS) indicó que recibió amenazas de Grover García. Dijo: “Me ha emboscado el martes el señor Grover García, me ha llamado para alinearme. Me ha dicho que en vez de joder al Concejo debo dedicarme a cuidar a mis hijos, para mí  es  una amenaza”.

Mencionó que la cúpula del partido intenta impedir que continúe denunciando las irregularidades de la gestión del alcalde Juan Carlos  Ángulo (MAS).

Siles precisó que de las ocho demandas que presentó a la Fiscalía, cuatro ya fueron admitidas pero cuestionó que no exista celeridad en las investigaciones.

Sejas indicó que el Alcalde promovió  la división en el Legislativo presionando a  concejales del MAS para que elijan una nueva directiva.

 

Un grupo de vecinos agredió a  los concejales José Sánchez (MAS),  Edwin Butrón (MAS)  y Roberto Gonzales (MNR). Al último incluso le colocaron una pollera. Los acusaron de discriminar  y  violencia política contra autoridades mujeres.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 523 veces

Visitantes en linea

Tenemos 103 visitantes y ningun miembro en Línea

13734741