Policía de Bolivia actúa violentamente en plaza Murillo en contra de evangélicos y periodistas

La Unidad Técnica de Operaciones Policiales (UTOP) desalojó ayer con violencia de la plaza Murillo a representantes de las iglesias evangélicas al diputado opositor, Grober Huanca y a periodistas, denunciaron los pastores y el legislador que pidió garantías por su investidura y respeto a su trabajo.

El pastor evangélico, Luis Aruquipa, se predisponía a dar una conferencia de prensa y orar al frente de la Asamblea Legislativa, para rechazar el proyecto de ley de Libertad Religiosa, pero un numeroso grupo de policías de la UTOP lo sacaron a empellones, al igual que al diputado Grover Huanca.

“¡Miren cómo nos están sacando y nos están restringiendo nuestra libertad de expresión!”; “Luego hablan de que vivimos en democracia”; “¡Nos tratan como si fuéramos delincuentes!”; “¡Rechazamos esta ley de libertad religiosa!”, gritaba el pastor mientras los policías lo empujaban.

Junto al pastor se encontraba el diputado opositor, Grover Huanca, que también pertenece a una organización religiosa; los policías no tomaron en cuenta su investidura y lo atropellaron con sus escudos hasta conducirlo por la fuerza hacia la esquina de la calle Ballivián.

La bancada de Unidad Demócrata protestó por el exceso policial en contra del legislador.

Aruquipa en representación del Consejo Nacional Cristiano manifestó que pidieron una reunión con las autoridades del Legislativo, para conversar sobre la norma, pero que no fueron atendidos pese a la insistencia.

Advirtió que recurrirán al Tribunal Constitucional Plurinacional con una acción abstracta de inconstitucionalidad, porque el Gobierno pretende que las iglesias se sometan al Estado, lo que va en contra de la Constitución Política del Estado.

Lamentó que las autoridades intenten “someter a los pastores evangélicos” con el proyecto de ley que todavía se encuentra en la Cámara de Diputados.

La bancada de UD, mediante una carta al presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, le expresó su preocupación y su rechazo por este tipo de trato. “Siendo interceptados por efectivos policiales quienes, con un uso desmedido de la fuerza, cual, si se trataran de un grupo subversivo o apologista de algún delito, arremetieron de forma violenta contra ellos y los desalojaron”.

Sobre el incidente, el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, calificó el hecho como un exceso y anunció que pedirá explicaciones al Comandante de la UTOP.

 

“Advertimos que hay un exceso por lo que estamos pidiendo n informe a la UTOP”, afirmó.

Valora este artículo
(1 Voto)
Visto 797 veces

Visitantes en linea

Tenemos 55 visitantes y ningun miembro en Línea

14046341