Policía gasificó a cocaleros, en la Asunta

Una fuerte gasificación se registró ayer en la comunidad de La Calzada del municipio de La Asunta. Un contingente policial con más de 100 efectivos ingresó al lugar, señalando la búsqueda de los responsables de la golpiza al director de la Dirección General de Comercialización e Industrialización de la Hoja de Coca (Digcoin), Martín Serrudo.

En el operativo se detuvo a al menos 20 comunarios. El vicepresidente de la Central Chamaca de La Calzada, Saúl Apaza, informó que existen más de 10 aprehendidos; fueron golpeados y algunos de ellos abandonados en el camino hacia la localidad de Chulumani. Denunció que se usó gases y balines para reprimir a la población.

Pobladores aseguraron que existen alrededor de 20 personas detenidas entre los que hay mujeres y personas de la tercera edad. Hoy se realizará una asamblea general para determinar medidas de presión.

El vicepresidente de la Central Chamaca de La Calzada, Saúl Apaza, informó que existen más de 10 personas aprehendidas, fueron golpeados y algunos de ellos abandonados en el camino hacia la localidad de Chulumani. Denunció que usaron gases y balines para reprimir a la población.

“Tenemos entendido que se han detenido a 6 mujeres y 8 varones que también fueron golpeados. Aún desconocemos el número exacto porque nuestros compañeros escaparon hacia el monte para evitar que se los aprehenda”, dijo el dirigente que también es perseguido por la agresión al director de Digcoin.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, a través de un comunicado confirmó que se desarrolló un operativo en el lugar y aseguró que se detuvo “a un grupo de vándalos, quienes amedrentaban, secuestraban y quemaban casas” en La Calzada.

Según el requerimiento fiscal existe mandamiento de aprehensión contra 13 productores de coca, entre ellos Sergio Pampa, representante legal de Adepcoca y otros dirigentes cocaleros.

El pasado lunes, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, denunció lo ocurrido y responsabilizó de la agresión a personas presuntamente contratadas por la dirigencia de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) de La Paz.

Apaza relató que al promediar las 14.45 de ayer, los agentes de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) comenzaron a gasificar a los pobladores de la región, lanzaron granadas de gas sin tomar en cuenta que en la plaza y en las calles estaban transitando niños, mujeres y personas de la tercera edad.

Los pobladores enviaron grabaciones donde se pudo observar que los policías cercaron las principales calles y no dejaban circular a los pobladores, sin tener consideración de los sectores vulnerables comenzaron a lanzar granadas de gas.

Los medios de comunicación de los Yungas recibieron pedidos de auxilio por parte de los pobladores que eran agredidos por los efectivos de la UTOP.

Apaza indicó que el fiscal de La Asunta a cargo de las investigaciones, Carlos Mariaca Carrasco, se trasladó hasta la localidad y se entrevistó con los pobladores a quienes indicó que los policías no actuarán de forma violenta y que solo estaban para resguardar su seguridad.

Sin embargo, los comunarios denunciaron desde el pasado lunes el ingreso de 3 camionetas con efectivos de la UTOP, quienes se situaron en la entrada a la localidad que esperaban instrucciones superiores.

El martes por la tarde, otros 10 motorizados llenos de policías se trasladaron a esa región, al llegar intentaron amedrentar a los pobladores y empezaron a interrogarlos. De forma inmediata instalaron una vigilia y suspendieron las actividades económicas y escolares por temor a ser agredidos.

Tito Flores, dirigente del Consejo de Federaciones Campesinas de los Yungas (Cofecay), convocó a una asamblea general para determinar cuáles serán las acciones que asumirán tras los atropellos de los que fueron objeto. Inclusive llamaron a bloquear los caminos para evitar que los policías trasladen a los detenidos.

Los jóvenes y dirigentes de Chulumani, Trinidad Pampa, Coripata, Totora Grande y otros municipios se trasladarán hasta La Calzada para reforzar la vigilia y evitar que los policías continúen con los actos violentos.

Un grupo de dirigentes que estaban en la sede de Gobierno denunciaron estas agresiones a la Defensoría del Pueblo y a la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), esperan que estas autoridades intercedan para apaciguar los actos violentos.

Sergio Pampa, representante legal de Adepcoca, desmintió la versión de Serrudo, indicó que el director de Digcoin estaba en estado de ebriedad cuando estaba al mando de un motorizado de uso oficial, al ingresar a la localidad de La Calzada casi atropelló a una niña.

 

Tras lo ocurrido, Serrudo procedió de forma violenta contra los pobladores que le reclamaron por sus actos y lo golpearon en defensa a las agresiones por parte de la autoridad.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 202 veces

Visitantes en linea

Tenemos 134 visitantes y ningun miembro en Línea

13737814