Morales y Sánchez Berzaín se acusan de genocidas

El presidente Evo Morales y el exministro del gobierno del MNR, Carlos Sánchez Berzaín, utilizaron este jueves el Twitter para acusarse mutuamente de genocidas.

 

Morales aseveró que un día como hoy en 2003 Sánchez Berzaín dirigió una represión militar que causó 26 de las más de 60 muertes, en los hechos denominados como Octubre Negro, cuando la movilización ciudadana logró la renuncia del presidente de entonces Gonzalo Sánchez de Lozada.

 “Genocidas del pueblo, hoy se presentan como defensores de democracia. Al protegerlos, EEUU actúa como cómplice de delitos de lesa humanidad”, acotó Morales.

El mandatario ya expresó anteriormente sus críticas contra Sánchez Berzaín porque el exministro se presenta ahora como un defensor de los derechos humanos, cuando antes conformó el Gobierno responsable de la masacre de Octubre Negro.

Evo Morales Ayma @evoespueblo

En respuesta a @evoespueblo

Como hoy, 2003, prófugo Sánchez Berzaín dirigió represión militar que causó 26 de las más de 60 muertes de la masacre en El Alto.

8:45 - 12 oct. 2017

 13 13 respuestas   94 94 Retweets   84 84 me gusta

Información y privacidad de Twitter Ads

El exministro respondió a Evo Morales y llamo un “castrochavista”, “genocida”, “criminal reincidente que adora al Che”, además de “ruin y experto en acusar a sus víctimas”.

Sánchez Berzaín recordó episodios violentos en la reciente historia boliviana y los atribuyó a Evo Morales. Mencionó a 30 masacres como cocalero en cinco gobiernos, los calificó de “criminal de octubre de 2003”, genocida del caso Porvenir en Pando y recordó el caso Hotel Las Américas, donde la Policía abatió a Eduardo Rózsa y dos de sus acompañantes.

CarlosSanchezBerzain @Csanchezberzain

Evo Morales criminal reincidente q adora al Che:30 masacres como cocalero en 5gob, criminal octubre 2003, genocida de Porvenir,Américas y20+

Justo en los días previos a los 14 años de la guerra del gas –una movilización con foco en El Alto y en La Paz que fue reprimida por militares, causó 60 muertos y derivó en la huida del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada–, el presidente Evo Morales y el exministro gonista Carlos Sánchez Berzaín desataron una guerra de acusaciones, en medio de los intentos del MAS por desacreditar las movilizaciones por el Día de la Democracia, 10 de octubre.

Pero los opositores han criticado que el presidente esté en campaña y, según ellos, no entienda que “no será candidato en 2019”. Así lo ha dicho el alcalde de Cochabamba, José María Leyes, que ha propuesto que el vicepresidente Álvaro García Linera puede ser “un buen candidato presidencial” y que podría tener de compañera de fórmula a la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño.

Montaño descalificó enseguida las sugerencias de Leyes, pues para ella los opositores tratan de distraer la decisión de las bases del MAS que, en un congreso de Montero en 2016, ya definieron quiénes serán sus candidatos.

El diputado de UD, Amilcar Barral, dijo que al presidente le urge sacar de la agenda mediática la marcha del 10 de octubre y sus repercusiones y la proximidad de la fecha en que se recuerda la huida de Sánchez de Lozada es su oportunidad para distraer; criticó el rol del Gobierno que con más de 11 años en el poder no ha extraditado a los prófugos de octubre muy a pesar del clamor de las víctimas.

Otra cuestión que despertó fuertes reacciones de los opositores fue la explicación del ministro de Gobierno, Carlos Romero, sobre el seguimiento que hizo Inteligencia de la Policía a las marchas del Día de la Democracia en todo el país, a cómo “espiaron” sus conversaciones y cómo creen que se quiere amedrentarlos.

“(Los) narcos y delincuentes (están) de fiesta, Inteligencia (está) ocupada siguiendo a defensores de democracia”, escribió el empresario y jefe político de Unidad Nacional (UN),Samuel Doria Medina, que figura en el organigrama de una de las láminas que presentó el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

A su turno, el gobernador Rubén Costas dijo que ese método intenta distraer  el hecho de que el martes miles de personas se movilizaron por los 35 años de democracia en Bolivia y contra la reelección indefinida de Evo. Poco después, el diputado Tomás Monasterio denunció que solo en “un Estado policaco” se usan esas prácticas de espionaje y que llamará a Romero a explicarse ante el Congreso.

Guerra en Twitter

Nada es casual. Morales usó Twitter y eligió con quién pelear. A las 08:00 publicó: “Como hoy, 2003, prófugo Sánchez Berzaín dirigió represión militar que causó 26 de las más de 60 muertes de la masacre en El Alto”.

Poco después, el presidente Morales machacó contra el político. “Protegido por EEUU, Sánchez Berzaín conspira con Almagro y nos acusa de ‘régimen’, en coro con neoliberales y herederos de la dictadura”.

“Genocidas del pueblo, hoy se presentan como defensores de democracia. Al protegerlos, EEUU actúa como cómplice de delitos de lesa humanidad”, escribió Morales en un tercer tuit.

Pero Morales también aprovechó un acto de masas que se organizó en la entrega de obras en Yapacaní (Santa Cruz) y dijo que los opositores que pelean por impedir su repostulación son “pichones de la dictadura”.

Reanimado por el presidente en las redes sociales, Sánchez Berzaín respondía en Twitter. “Castrochavista @evoespueblo criminal de octubre 2003, Sacaba 2001 y 20 masacres + en su régimen dictatorial: Porvenir, (Hotel Las) Américas, (La) Calancha”, destila en un solo tuit.

Desatado por la alusión de Morales, el exministro de Goni al que apodaban ‘El zorro’ retuiteó otros mensajes contra el presidente antes de cargar contra el ministro de Justicia, Héctor Arce, por sus expresiones sobre octubre de 2003. “@MinJusticiaBol @ArceZaconeta solo indague a @evoespueblo, sus cómplices y a los miembros de su régimen protegidos por decretos de amnistía”.

 

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 157 veces

VIDEOS BOLIVIA PRENSA

Visitantes en linea

Tenemos 59 visitantes y ningun miembro en Línea

12080188