Bolivianos huyen del país por falta de trabajo y carencia de oportunidades, señala el abogado José Carlos Sánchez

De acuerdo a un análisis de la situación social y económica de Bolivia, el abogado José Carlos Sánchez señala: “los bolivianos huyen de país por falta de trabajo, empleo y por la carencia de oportunidades para mejorar sus condiciones de vida.

La mayor parte de los bolivianos, en edad de trabajo desde los 18 años, migran a otros países en busca de mejor suerte, porque en Bolivia no existen oportunidades de empleo debido al debilitamiento del aparato productivo y la falta de políticas estructurales que permitan mejorar los ingresos económicos en las familias.

“Este 1 de Mayo, Día del Trabajador, podemos decir somos un país, donde predomina la economía informal, dejando de la lado el crecimiento del aparato productivo, por esta razón muchos bolivianos abandonan Bolivia, para someterse a trabajos poco dignos en el exterior. Los políticos deberían pensar en su país y evitar la migración”, afirmo Sánchez.

La migración de la población boliviana al exterior es consecuencia de los malos gobernantes que no son capaces de generar trabajo, asevera el joven abogado que fue candidato a la Gobernación de Cochabamba.

La falta de trabajo bien pagado hace que exista la necesidad que nuestra juventud tenga que salir del país a buscar oportunidades, ya no podemos seguir fomentando la ociosidad a funcionarios públicos incapaces que ocupan cargos sin servir al pueblo, basta de servidores públicos que sólo cobran sueldos y calientan la silla.

Debemos buscar que cada boliviano tenga un empleo seguro y dinero suficiente en el bolsillo para vivir bien, afirma.
El festejo del primero de mayo, Día Internacional del Trabajo, es una buena oportunidad para hablar de las condiciones laborales en Bolivia. No podemos seguir viviendo de la economía terciara, tenemos tantos recursos naturales que pueden servir para generar mayor trabajo digno, declara Sánchez a tiempo de felicitar a todos los obreros del mundo.

Gracias a las luchas obreras del 1 de mayo de 1886, se lograron conquistar derechos básicos como: un máximo de 8 horas diarias de trabajo, vacaciones de 15 días por año y un salario mínimo mensual que en Bolivia, no supera los 300 dólares e incluso existen salarios míseros que alcanzan a 1.000 bolivianos.

Según análisis, un 40% de los bolivianos, hombres en su mayoría, tiene acceso a un trabajo formal, que aun siendo reconocido puede ser mal remunerado. Un 60% de la población en Bolivia, en su mayoría mujeres, trabaja en la informalidad y, por consecuencia, vive en condiciones precarias. Por eso, a menudo, los bolivianos tienden a dedicarse al comercio y se caracterizan por ser muy emprendedores.

 

 

 

Valora este artículo
(2 votos)
Visto 723 veces

Visitantes en linea

Tenemos 49 visitantes y ningun miembro en Línea

15905369