Embajada de México reporta fuerte movilización de policías en inmediaciones de la residencia

A través de redes sociales la embajada advirtió que alrededor de las 9:20 de la mañana, una docena de agentes en patrullas y motocicletas se ubicaron al exterior de la sede mexicana.

A través de la cuenta oficial de Twitter, la embajada de México en Bolivia denunció nuevamente, que un fuerte operativo policial fue desplegado en las inmediaciones de la residencia diplomática, en La Paz, capital del país sudamericano.

La embajada de México, advirtió que alrededor de las 9:20 horas de hoy miércoles, una docena de agentes en patrullas y motocicletas se ubicaron al exterior de la sede mexicana.

Como ocurriera durante diciembre del año pasado, nuevamente un fuerte dispositivo de seguridad fue desplegado en los alrededores de la residencia de la embajada de México en Bolivia.

La embajada de México en Bolivia denunció que el cerco que se mantiene en los alrededores de la residencia oficial de nuestro país en La Paz, incluye el empleo de drones para vigilar lo que ocurre dentro del inmueble.

La sede diplomática mexicana en Bolivia publicó en su cuenta oficial de Twitter video y fotografías en donde se puede apreciar estos artefactos sobrevolando la residencia.

El 30 de diciembre el gobierno interino de Bolivia declaró “persona non grata” a la embajadora mexicana María Teresa Mercado, y le dio 72 para abandonar el territorio. Así como a la encargada española de negocios, Cristina Borreguero, y el cónsul Álvaro Fernández. Además, ordenó la expulsión de los cuatro encapuchados que intentaron ingresar el viernes a la residencia diplomática del país norteamericano, donde están refugiados nueve políticos del gobierno anterior.

Ante esto, el Gobierno de México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores ha instruyó a la embajadora Mercado a regresar a México con el fin de resguardar su seguridad e integridad, informó mediante un comunicado.

La embajada de México en Bolivia denunció, el 28 de diciembre, que el cerco que se mantenía en los alrededores de la residencia oficial de nuestro país en La Paz, incluía el empleo de drones para vigilar lo que ocurre dentro del inmueble.

Cabe recordar que, en la embajada mexicana permanecen en calidad de asilados nueve integrantes del depuesto gobierno del mandatario Evo Morales, entre los que destacan los ministros de la presidencia, Juan Ramón Quintana, y de cultura, Wilma Alanoca.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reiteró en su primera conferencia de prensa de 2020, que no serán entregadas las nueve personas que recibieron asilo en la Embajada en Bolivia, pues “para México el derecho de asilo es sagrado”.

López Obrador reconoció el papel de la embajadora María Teresa Mercado, quien esta semana abandonó el país sudamericano, luego de que el gobierno interino de Bolivia la declarara “persona non grata”, y le diera 72 horas para abandonar el país.

“Que se haga valer el derecho de asilo, no podemos nosotros flaquear en este asunto de darle protección a perseguidos políticos que recibieron en nuestra embajada un asilo y luego se produjeron órdenes de aprehensión”, señaló.

Las tensiones diplomáticas entre México y Bolivia permanecen tras el asilo político que el presidente Andrés Manuel López Obrador otorgó a Evo Morales Ayma, quien actualmente se encuentra en Argentina.

La ministra de Relaciones Exteriores del gobierno de Bolivia, Karen Longaric, ha demandado que México se mantenga alejado de los asuntos internos bolivianos tras la caída el mes pasado del gobierno socialista encabezado por Evo Morales.

“Simplemente pedimos al gobierno de Andrés Manuel López Obrador que no se inmiscuya más en nuestros asuntos internos y que respete la soberanía boliviana”, dijo Longaric en una entrevista telefónica con el diario El País.

“Bolivia no es una colonia de México”, agregó Longaric, quien asumió la cancillería boliviana con la llegada al poder el mes pasado de Jeanine Añez, quien asumió luego de la dimisión de Morales, presionado por el Ejército de su país.

Dicha entrevista se realizó antes de que México denunciara el un incidente en su embajada en La Paz, donde la policía boliviana habría impedido la salida de funcionarios españoles que visitaban las instalaciones.

Longaric señaló que los funcionarios españoles habían sido detenidos porque estaban acompañados por encapuchados que fueron considerados una amenaza para la seguridad.

El gobierno boliviano, luego, reveló su sospecha de que el incidente protagonizado por funcionarios diplomáticos españoles en la embajada de México en La Paz, fue para favorecer la fuga de un ex ministro del gobierno de Evo Morales.

Sin embargo, el gobierno de España negó “rotundamente” que la visita diplomática española a la residencia de la embajadora mexicana buscara facilitar la salida de funcionarios del presidente Evo Morales ahí asilados.

Valora este artículo
(0 votos)
Visto 190 veces

Visitantes en linea

Tenemos 295 visitantes y ningun miembro en Línea

14813864